En el caso de Madrid, el 59% de las empresas no tendrían acceso a estas ayudas

Dos millones de empresas quedan excluidas de las ayudas directas del Gobierno por no pertenecer a los CNAEs incluido en el Real Decreto.

Según el análisis realizado por la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), a partir de datos del INE, más de la mitad de las pymes españolas quedarían excluidas de recibir ninguna compensación de las aprobadas en el Real Decreto-ley 5/2021 de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19. Exactamente, el requisito de pertenencia a ramas de actividad concreta, concreta como empresas elegibles a 1,5 millones de empresas de las más de 3,4 millones de empresas registradas, exactamente el 47% de las empresas.

Además de la preocupación por los plazos y por la no concreción de las cuantías que finalmente recibirán las empresas, desde CEPYME consideran que la inclusión de pertenencia a CNAEs concretos para dirimir la elegibilidad de las empresas “no obedece a ningún patrón que determine la viabilidad de las empresas ni el impacto económico que han sufrido durante esta crisis”. En cambio, añaden, “excluye a miles de compañías que también sufren pérdidas debido a las restricciones administrativas aprobadas y que, por tanto, no pueden optar a compensaciones económicas que ayuden a su viabilidad”.

“El requisito sectorial tan solo es uno de los tres grandes requisitos para optar a las ayudas. La otorgación de ayudas directas incluye unos requisitos que dejan fuera a una parte importante del tejido empresarial no solo por la selección de sectores”, inciden desde Cepyme.

En concreto, el requisito de la determinación de solvencia a través de la no declaración de pérdidas en 2019 “podría dejar fuera a un gran número de empresas, pese a no ser criterio determinante para conocer la viabilidad de una empresa”. Es más, “muchas empresas en procesos de expansión suelen declarar pérdidas”. Según datos de la Central de Balances del Banco de España, en 2019 el 33,2% de las empresas registraron números negativo. De estas empresas, el 96% eran pymes y nueve de cada diez eran microempresas. A estos dos requisitos habría que sumar la acumulación de un 30% de pérdida en 2020 para acceder a dichas ayudas.

Por comunidades autónomas, cabe destacar que, en el caso de Madrid, el 59% de las empresas no tendrían acceso a estas ayudas, mientras que en el caso de Cataluña serían un 56% las empresas que no podrían acceder a las mismas simplemente por no pertenecer a CNAEs específicos.