Con la llegada del verano, son muchos los españoles que quieren alejarse de su ciudad y por ende, de su trabajo. Aunque hasta ahora las vacaciones resultaban siempre demasiado cortas, las soluciones de trabajo flexible que incorporan muchas empresas han conseguido que el periodo vacacional sea más largo. Y es que, según la última encuesta realizada por Regus, proveedor mundial líder de espacios de trabajo flexible, la mitad de los trabajadores españoles ya se ha liberado de las ataduras de sus oficinas habituales. Según estos resultados, el 49% de los encuestados tiene la posibilidad de disfrutar de la libertad de trabajar desde una ubicación que no sea la de las oficinas principales de sus empresas durante la mitad de la semana, o incluso durante más tiempo.

Ejecutivo con corbata
Ejecutivo con corbata

Estas medidas, aplicadas cada vez por más compañías, ayudan a reducir el tiempo total que los empleados dedican al desplazamiento y les concede la libertad de elegir lugares de trabajo más cercanos a sus domicilios o destinos vacacionales. Según los resultados de la anterior edición del mismo estudio, un 11% de los trabajadores españoles afirmaba invertir una media de 90 minutos en ir y volver del trabajo. No en vano, España es el quinto país con más tráfico vehicular en Europa, y Madrid y Barcelona se encuentran en el Top 20 de áreas metropolitanas europeas más congestionadas.

El estudio evidencia como las empresas que ofrecen formas de trabajo flexibles a sus empleados no solo consiguen una mejora en la salud, implicación y lealtad de su plantilla, sino también un incremento en la productividad general. En este sentido el 59% de los empleados encuestados  afirma una mayor motivación en el trabajo como respuesta a estas medidas y confirma un anterior estudio de Regus, en el que se ponía de manifiesto que el 72% de las empresas había experimentado un aumento de la productividad como resultado directo de las formas de trabajo flexibles.

El estudio también ha encuestado a los profesionales españoles acerca de en qué actividades preferirían invertir el tiempo ahorrado en los traslados. Las más destacadas entre los encuestados son pasar más tiempo con sus parejas o familias (86%), pasar más tiempo haciendo ejercicio y manteniéndose en forma (81%) y utilizar el tiempo extra para ampliar su formación académica (78%). Además, según el estudio anterior de Regus, más de la mitad de los profesionales indican que dedicarían, al menos parte del tiempo ganado en trabajar más; lo que confirma el vínculo entre los trabajadores más felices y sanos con una mayor productividad.

Olivier de Lavalette, Director de Regus de Europa del Sur comenta: “A pesar de que el número de profesionales que puede elegir entre diferentes lugares de trabajo es representativo, es necesario seguir avanzando para que todos los trabajadores disfruten de condiciones más flexibles y aprovechen al máximo su tiempo libre. Y es que la reducción drástica de los desplazamientos trae beneficios comunes tanto para la empresa como para el trabajador. Además, es relevante que los trabajadores manifiesten que el tiempo que ahorrarían al no tener que desplazarse lo invertirían en actividades relacionadas con la salud, el bienestar, y el desarrollo personal o incluso en trabajar. Esto confirma que unas condiciones de trabajo más flexibles ofrecen un doble beneficio; los empleados ganan en tranquilidad y en salud, y además resultan más productivos y provechosos para la empresa”.