EMPRESAS

Telefónica muestra en el segundo trimestre una mejora de la rentabilidad

César Alierta, en la junta general de accionistas de 2012 Telefónica
César Alierta, en la junta general de accionistas de 2012 Telefónica

El Consejo de Administración de Telefónica ha aprobado las cuentas del primer semestre del año, que muestran mejoras significativas en la evolución del beneficio, OIBDA y márgenes de OIBDA, con respecto a los resultados anunciados en los tres primeros meses del año. Estos datos ratifican la convicción de la Compañía de que se ha superado la parte más dura del ciclo, iniciándose una tendencia progresiva hacia la recuperación de la rentabilidad del negocio en la segunda mitad del año.

Bajo esta perspectiva, Telefónica reitera sus objetivos anunciados para 2012 en términos de margen de OIBDA, CapEx/Ingresos y ratio de endeudamiento, y revisa la estimación de ingresos, cuyo crecimiento se espera plano o ligeramente positivo. El Consejo ha analizado la actual situación económica y el entorno financiero que, por factores exógenos a la Compañía, están creando una fuerte inestabilidad y un escenario de agravamiento de riesgos potenciales, y ha decidido tomar medidas que protejan a la Empresa y a sus stakeholders. Estas medidas hacen referencia a la política de retribución al accionista, a la de remuneración del Consejo de Administración y a los salarios de los niveles directivos de la Compañía.

Telefónica, que abonó en mayo un dividendo de 0,64 euros por acción, con un desembolso de 2.800 millones de euros, retomará con cargo a 2013 su política de remuneración al accionista con la entrega de 0,75 euros por acción, lo que a precios actuales supondría una rentabilidad superior al 8%.

La suspensión temporal del dividendo y el programa de recompra de acciones, junto con la política de desinversiones en activos no estratégicos y puesta en valor de su cartera de activos, permitirá reducir a menos de 2,35 veces OIBDA su deuda financiera total a finales de este año. Por lo que se refiere a remuneraciones de Consejeros y Directivos, el Consejo ha decidido aplicar una rebaja del 20% sobre las cantidades que perciben los Administradores y ha dejado sin efecto el Plan de remuneración variable en acciones (Performance Share Plan) que preveía la entrega de un maximo de 5,2 millones de acciones a cerca de 1.300 directivos. Como consecuencia de todo ello y teniendo en cuenta las bajadas ya practicadas en el primer semestre, tanto el Presidente como los Consejeros Ejecutivos y el resto de los Directivos verán reducidos sus salarios este año en un entorno del 30%.