EMPRESAS

CEPES-A considera positivos los datos del paro

Vuelve a descender el paro en el mes de Julio. Lo hace de forma muy moderada. La estacionalidad del mercado de trabajo está detrás del descenso. La bajada es menor a la registrada en el mismo mes de hace un año. Casi una cuarta parte de la caída registrada a nivel estatal corresponde a Andalucía.

Hasta ahí los datos positivos. Para CEPES-A: “Si estos se miran en detalle se observa que no hay motivos para grandes alegrías. En primer lugar, por lo exiguo de la aminoración en las personas registradas, es la más baja desde 2009. En segundo lugar, porque en el último año el paro se ha incrementado en más de medio millón de personas, con un aumento porcentual de más de doce puntos a nivel estatal y, en Andalucía, en algo más de cien mil personas, más de once puntos. Por último, la mejoría sigue sin trasladarse a un rebrote de la ocupación por culpa de la acusada recesión y el efecto de los recortes en el mercado laboral. Ahí está para recordárnoslo la reciente Encuesta sobre Población Activa del segundo trimestre, considerada como el mejor termómetro del mercado laboral”.

En definitiva, mencionado las palabras de la secretaria de Estado de Empleo, “siendo positivos, resultan coherentes con la situación económica del país y el momento del año en que se producen”. Es decir, señala CEPES-A, “continuamos con unas tasas por desempleo que ni empujadas por la estacionalidad mejoran el deteriorado mercado laboral. Tal deterioro se traduce en muchas personas y familias (más de 1,7 millones sin ingreso alguno) en situaciones socialmente dramáticas. Ante ello y, ahora que empiezan a cuestionarse determinadas prestaciones, las medidas sociales paliativas deben continuar para aquellos que siguen sin encontrar empleo o lo han perdido. Incluso mejorar. Por otra parte, es necesario un plan de choque por el empleo. Un plan ampliamente consensuado. La situación no admite imposiciones ni unilateralidad. Ya estamos viendo a lo que nos conduce.

Por tanto, un gran acuerdo (en el más amplio sentido del término) que comprometa al máximo número de agentes políticos, económicos y sociales. Este plan debe contemplar, entre otras medidas, políticas públicas de estímulo al crecimiento, el restablecimiento del crédito a las familias y a las pequeñas y medianas empresa, así como una apuesta decidida por aquellos sectores productivos que dotan de sostenibilidad al sistema, tal es el caso de la Economía Social”, apunta CEPES-A.