EMPRESAS

39 empresas sociales toman la iniciativa ante la caída de las ayudas públicas

Un total de 39 empresas sociales, organizaciones sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la creación de puestos de trabajo de personas con discapacidad intelectual, han decidido tomar la iniciativa ante la caída de las ayudas públicas. Estas empresas, que participan del mercado vendiendo productos y servicios con el fin de hacer a la entidad financieramente sostenible y evitar así tener tanta dependencia de subvenciones y donaciones para su funcionamiento, se han unido para crear “Business with Social Value”: el primer marketplace que nace con el objetivo de dar mayor visibilidad a las empresas sociales para potenciar sus relaciones comerciales.

“Business with Social Value”, que se celebrará en Barcelona el próximo 13 de diciembre en el Palau de Congressos de Catalunya, es un espacio de encuentro para aquellas compañías mercantiles que demandan un producto o servicio y las empresas sociales que se lo pueden ofrecer.

“Muchos de nosotros ya hemos demostrado que somos competitivos en nuestros sectores y que importantes firmas confían en nosotros. Ahora queremos darnos visibilidad y que todas las organizaciones tengan oportunidad de realizar negocios con nosotros, negocios con valor social”, explica María José Pujol, miembro del comité organizador.

Para ello, los participantes realizarán reuniones de networking en distintos formatos de contacto: intervenciones de tres minutos de duración en mesas de de 10 personas y entrevistas “face to face” de diez minutos de duración pre-agendadas, entre las dos partes.

“Una empresa social debe obtener un beneficio económico para ser viable, pero debe maximizar el beneficio social. Cointntribuir a resolver problemas sociales de una manera sostenible. Es por ello que Business with Social Value aúna la creación de oportunidad de negocio con la creación de valor social”, añade Pujol, quien recuerda que “aquellas empresas de más de 50 trabajadores que no cumplen la LISMI porque no tienen en su plantilla un 2% de empleados con discapacidad, tienen la posibilidad de hacerlo comprando productos o servicios a empresas sociales”.

La LISMI es la ley de integración social del minusválido que establece para las empresas públicas y privadas, con una plantilla superior a 50 trabajadores, la obligación de contratar a un número de trabajadores con discapacidad no inferior al 2%. A pesar de la existencia de esta normativa, actualmente son muy pocas las empresas que cumplen con esta obligación legal. Por ello, en el año 2000, se establecieron una serie de medidas de carácter excepcional a la LISMI para ayudar a las empresas a cumplirla, como por ejemplo la compra de bienes a un Centro Especial de Empleo o a un autónomo discapacidad; la formalización de un contrato civil o mercantil con un Centro Especial de Empleo, con un trabajador autónomo discapacitado, para la prestación de servicios ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa; la donación o acción de patrocinio y la creación de Centros Especiales de Trabajo (CET).

Las 37 empresas que estarán presentes en el “Business with Social Value” ofrecerán más de 200 ofertas de servicios y productos: desde la producción de distintos productos de alimentación, cosmética y parafarmacia; pasando por los servicios logísticos, artes gráficas, hotelería y restauración, hasta los más clásicos como jardinería, catering, limpieza o manipulación. El día se iniciará con intervenciones sobre negocios y valor social a cargo de Juan José López Burniol, prestigioso notario; Nuria Chinchilla, profesora y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE Business School (Universidad de Navarra); Tom Kennedy, emprendedor especializado en procesos de negocio aplicados a la distribución global; y de Daniel Levine, director ejecutivo del Instituto Avant-Guide de Nueva York.

“Business with Social Value” cuenta con el apoyo de personalidades como Isidre Fainé, presidente de La Caixa; Joan Gaspart, presidente del grupo HUSA; Pedro Fontana, presidente de Areas o Pau Relat, consejero delegado de Mat Holding, además del apoyo de empresas como Palau de Congressos de Catalunya, Cobega, Roca&Junyent, AGBAR, SABA, Mutua Intercomarcal o Nike entre otras.