EMPRESAS

“No necesitamos solicitar la ayuda del BCE”

El presidente del Gobierno ha valorado positivamente la existencia del mecanismo de ayuda a los países que facilita el Banco Central Europeo. Ha explicado que ningún país de la UE, España incluida, ha dicho que no lo fuera a utilizar en caso de que fuera necesario, pero ha remarcado que “hoy no lo necesitamos”.

Mariano Rajoy ha insistido en que los avances alcanzados en el Consejo Europeo respecto a la supervisión bancaria suponen una buena noticia que se enmarca en el reto de recuperar la financiación: “Ahora iniciamos un proceso y el reto es que haya crédito para que la gente pueda invertir y, por tanto, crear empleo”.

En declaraciones realizadas en la Cadena Ser desde Bruselas, el presidente del Gobierno ha recordado que hace apenas un año “nadie hablaba de unión bancaria, de más unión económica, de supervisión ni de seguir avanzando en la integración y hoy se habla y ya se toman decisiones”. En Europa, ha reflexionado, hay decisiones que se toman más rápidamente y otras más lentamente, pero “la clave es buscar consensos porque esto no se puede hacer contra nadie. Creo que la posición de Alemania ha sido muy constructiva como también creo que hemos intentado ser constructivos los demás”.

En esta línea de ir avanzando en acuerdos ha anunciado que el próximo mes de junio la Comisión “presentará un informe para unir reformas que hagan los países a ayudas. Si hacemos reformas para crear empleo, que pueda haber ayudas a los países para empleo o para otras cosas”. Se trataría, en definitiva, de “plasmar la idea de solidaridad en las propias decisiones de la UE”.

Ayuda del BCE

Respecto a la posibilidad de que España se acoja al instrumento de ayuda del Banco Central Europeo, Mariano Rajoy ha dicho que “hoy no lo necesitamos y por tanto no lo hemos pedido”. Ha recordado que desde que se puso en marcha ha sostenido que “utilizaremos ese mecanismo solamente si eso es necesario para defender los intereses generales de los españoles. Si no, no lo voy a usar”.

El presidente ha reiterado que este mecanismo está disponible para todos los países y, de hecho, “ningún país de la UE ha dicho que no va a usar ese instrumento si lo necesita. Si hubiera alguien que lo dijera, en mi opinión estaría cometiendo un enorme error”.

Considera que “la decisión de Draghi ha sido muy buena, da el mensaje de que la UE no deja tirado a nadie como no ha dejado tirada a Grecia”.