El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, presentó el pasado viernes 18 de enero, una nueva edición del Plan de Inserción Laboral a través de Empresas Simuladas (PILES),  en el que participan 17 municipios de la provincia con los que la institución provincial ha suscrito sendos convenios.

Simulación de empresas Diputación de Sevilla
Simulación de empresas Diputación de Sevilla

Este proyecto, que pondrá en marcha su sexta edición con un presupuesto superior a los 550.000 euros -de los que la Diputación de Sevilla financia el 20%- está incluido en el Programa de Acciones Experimentales que llevan a cabo, conjuntamente, la Diputación y el SAE.

En rueda de prensa tras la firma de convenios con los ayuntamientos participantes, Rodríguez Villalobos ha declarado que “la voluntad firme de la Diputación es no escatimar esfuerzos en defender la utilidad y la eficacia de todos aquellos programas que tengan por destino colaborar en la reducción de las listas de personas sin trabajo en la provincia”.

Uno de los programas que se ha revelado eficaz, en este sentido, a juicio del presidente de la Diputación, es el de Simulación de Empresas, “con una trayectoria que suma ya cinco ediciones y con unos resultados francamente positivos”.

Según los datos aportados por Villalobos, desde su puesta en marcha en 2007, ha beneficiado hasta la fecha a 2.183 personas, de las que el 54% ha logrado después encontrar un empleo gracias a la formación recibida.

“Se trata de un proyecto innovador, con capacidad de dar respuesta a las necesidades reales del tejido empresarial, y que ofrece una herramienta de máxima eficacia para la inserción laboral de desempleados y desempleadas”, afirmó Rodríguez Villalobos.

A través de este método de formación, se llevan a cabo tareas propias de una empresa real, dotando a los participantes de los conocimientos profesionales en el campo de la administración de empresas necesarios para acceder al mercado de trabajo.

Un programa que además, en palabras del presidente de la institución provincial,  “cuenta con un doble beneficio, porque con él tratamos de atender a ciudadanos de perfiles sociales que precisan de un mayor impulso para integrarse en el mercado de trabajo, como son los parados de larga duración, los discapacitados y los colectivos con riesgo de exclusión laboral.”

Rodríguez Villalobos ha indicado que, en la edición 2013, se espera repetir los resultados satisfactorios de las anteriores ediciones, de forma que, de los 185 beneficiarios previstos, un mínimo del 35%  logren acceder al mercado laboral.

Balance de PILES V

En la quinta edición del programa (2012), se realizaron 13.000 horas de acciones de orientación, asesoramiento y formación  que beneficiaron a 205 personas procedentes de 15 municipios.

Fueron 15 las empresas simuladas puestas en marcha, en sectores tan variados como el turismo; el merchadising; informática y telefonía móvil; envases y embalajes; reciclaje; o placas solares.

En cuanto a los perfiles de los participantes, el nivel de estudios mayoritario se concentró en FPI y FPII, con una 60% del total. Otro 13% eran diplomados, un 4%  licenciados y un 16% tenían sólo estudios primarios y secundarios.

Por edades, entre 20 y 35 años estaba el 61% del total, mientras que el 19% de alumnos se situó en el tramo comprendido entre 36 y 40 años. Además, el 80% eran mujeres y el 20% hombres.

“Y lo más destacable es que, entre los 205 beneficiarios, fueron contratados más del 54% de los participantes, superando con creces el 35% que nos marcamos inicialmente como meta”, aseguró Villalobos.

Eso supone un total de 111 personas insertadas, con las que se realizaron 123 contratos laborales. De estos contratos, hasta un 7% son indefinidos, un 20% tuvieron una duración de 6 meses o más; y un 59% de la contratación es a tiempo completo. Además, dentro del porcentaje de inserción,  10 participantes del programa han constituido su propia empresa.

Por otra parte, en la evaluación por parte de los participantes, destaca que el 99% considera que este programa facilita la adquisición de experiencia y que, además, la orientación aportada le ha sido útil a la hora de la búsqueda de empleo.

Por su lado, el 97%  de los empresarios considera que las personas beneficiarias acogidas en sus empresas se adecuaron a lo que demandaban de ellas y que, además, se adaptaron al puesto de trabajo asignado.

Igualmente, un 92% de esos empresarios piensa que el programa de simulación es eficiente para proporcionar experiencia laboral a desempleados.

Otras experiencias en torno a la Simulación de Empresas

En su comparecencia ante los medios, el presidente de la Diputación de Sevilla se refirió, asimismo, a otras experiencias relacionadas con el programa de Simulación de Empresas que la institución provincial ha desarrollado.

En este sentido, destacó el proyecto REDEMSI, un programa que ha permitido intercambiar experiencias mediante la conexión a la Agencia de Simulación de empresas simuladas de entidades socias, y que ha contado con la colaboración de las diputaciones de Orense, Badajoz, Cáceres y Castellón.

Por otro lado, se ha iniciado una experiencia piloto dirigida a los emprendedores en 3 municipios de la provincia: “Simulación de Empresas en viveros de la provincia”, donde han participado, hasta la fecha, un total de 32 proyectos empresariales.

También dirigida a fomentar la cultura emprendedora es la iniciativa “Simulación para Emprendedores” (SIPE), aprobada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en el marco del programa ‘Emprendemos Juntos’.

Se trata de otra experiencia innovadora que se ha iniciado el 15 de enero en 5 municipios de la provincia ( Alcalá de Guadaíra, Los Palacios y Villafranca, Morón de la Frontera, San José de la Rinconada y San Juan de Aznalfarache.)Los destinatarios son emprendedores y empresarios noveles, quienes tendrán la oportunidad de simular las fases de  creación, puesta en marcha y gestión de sus ideas de negocio.

También, ya en el ámbito de la formación reglada, durante el año 2012 se han conectado a nuestra Red Empresas Simuladas un total de 114  empresas simuladas de distintos ámbitos de la formación.