EMPRESAS

ISS España mejora su rentabilidad

ISS España, líder en la integración de servicios generales para empresas, ha acabado el año 2012 “más sólida y más fuerte que nunca” tras mantener su facturación en 600 millones de euros y mejorar su rentabilidad. “A pesar de la actual coyuntura económica, hemos cerrado uno de los mejores años de la compañía puesto que hemos mantenido el nivel de ventas y aumentado nuestra rentabilidad en medio punto, lo cual tiene mucho mérito cuando el mercado de Facility Services en España se ha contraído un 9%”, señala Joaquim Borrás, presidente ejecutivo de ISS España.

La nueva división de IFS (Integrated Facility Services), creada en 2012, y el programa POCO (Programa de Optimización de Costes Operativos), que ISS puso en macha en 2008, han sido claves en los resultados de ISS España. “Nuestra apuesta por la integración de servicios y nuestra experiencia en optimización de costes nos han permitido lograr estos resultados”, según Borrás, quien también destaca que “pese a la reducción de servicios en clientes, hemos sido capaces de lograr nuevas ventas por valor de 75 millones de euros”.

Este incremento en ventas viene dado “porque cada vez más el sector público y privado nos ven como una empresa refugio. Conocen nuestra manera de trabajar, nuestra apuesta por los trabajadores y su formación, nuestro rigor y solvencia y cuando alguno de sus proveedores quiebra de la noche a la mañana nos contactan para ver si podemos ofrecerles el servicio que les prestaban, en muchos casos críticos para su día a día. Esta capacidad de reacción está al alcance de muy pocas compañías de nuestro sector”, señala Borrás.

Hoy ISS España ofrece servicios de restauración, mantenimiento, seguridad, servicios auxiliares, limpieza, jardinería, control de plagas e higiene ambiental, Facility Management e IFS. “Somos la única empresa capaz de ofrecer una amplia gama de soluciones, que va desde la realización de servicios únicos, pasando por el multiservicio hasta la integración de todos ellos”, asegura Borrás, y añade que “integrar servicios implica liberar recursos para el cliente, reducir costes y disponer de unos procesos de trabajos más eficientes, fiables y de mayor calidad”.

“La nueva división IFS ha superado nuestra previsiones y ha cerrado el 2012 con 5 millones más de facturación, hasta llegar a los 50 millones de euros”, señala Borrás, quien añade que “este año seguiremos apostando por la integración y reforzaremos las divisiones de restauración y mantenimiento”.