EMPRESAS

La inspección de trabajo logró convertir el pasado año 8.874 contratos en indefinidos

 

La campaña de control del fraude en la contratación temporal, desarrollada en el marco del Plan de Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Andalucía 2006, logró el pasado año convertir 8.874 contratos en indefinidos, lo que supone un 30,8% de los 28.812 contratos examinados.

Los inspectores encargados de ello, adscritos al Ministerio de Trabajo y coordinados por la Consejería de Empleo, llevaron a cabo controles sobre 2.078 empresas en toda Andalucía, de las cuales 1.509 terminaron convirtiendo contratos temporales en indefinidos, lo que supone un 72,62% del total.

Por sectores, la mayor parte de la contratación transformada en fija correspondió a las actividades industriales de limpieza, con 2.662 contratos fijos, seguidas de la fabricación de productos minerales no metálicos (1.551); las actividades sanitarias, veterinarias y de servicio social (1.527) y la fabricación de muebles (1.392).

Por provincias, de los 8.874 contratos convertidos en indefinidos, 2.141 fueron en Sevilla; seguida de Córdoba (1.480); Cádiz (1.201); Almería (988); Granada (959); Málaga (949); Jaén (631) y Huelva (525).

El Plan de Inspección 2006 tenía en el control del fraude en la contratación temporal uno de sus puntos clave. Así, contemplaba el control de la causalidad en los contratos temporales, analizando los casos de empresas con elevados índices de temporalidad y la duración y reitera-ción de este tipo de contratos.

Para todo 2007, la Inspección de Trabajo ha planificado 4.066 acciones referentes a empleo y relaciones laborales, de las que el 81% son para el control del fraude en la contratación, especialmente en los sectores de la industria, el comercio y el turismo, los transportes, las actividades inmobiliarias o las telecomunicaciones, entre otros. A ello se suman los controles de situaciones en las que, bajo una apariencia formal de contratos de ejecución de obras o servicios, una empresa subcontrata una actividad propia a otra para la mera puesta a disposición de mano de obra, incurriendo en cesiones ilegales de trabajadores. Finalmente, dentro de la vigilancia de la contratación, se está realizando una campaña para fomentar el uso de los contratos fijos discontinuos, realizando visitas en toda Andalucía para convertir las modalidades eventual y de obras y servicio que no estén justificadas, especialmente en la agricultura y la hostelería.