IDEAS

UPTA-A: sinceras expectativas en el nuevo Gobierno andaluz

Posiblemente no sea más que un reflejo de la realidad social el que una mujer joven se convierta en la máxima representante de los andaluces. Renovación, compromiso e ilusión es lo que esperamos de la presidenta Susana Díaz y su nuevo gobierno. Modernidad, al fin y al cabo. Y así se nos ha presentado ante los andaluces, con un discurso en su debate de investidura cargado de compromisos sociales y de decisión.

Isidoro Romero
Isidoro Romero

Tiene muchos frentes abiertos, que habrá de afrontar desde el primer día y asume su liderato en un momento socio económico que deja mucho que desear. “Ahora comienza una nueva etapa para el Gobierno y para Andalucía” fueron sus palabras en el debate de investidura. Y para enfrentarse a esta nueva etapa y a la situación económica de la comunidad, ha presentado una serie de medidas que van destinadas a la regeneración política, la lucha contra la corrupción y la transparencia, la redefinición del modelo económico y productivo y el impulso a la creación de empleo. Y para conseguirlo propone un gran acuerdo para revalorizar los activos de Andalucía frente a la devaluación del empleo refiriéndose especialmente a los empresarios andaluces, a los que quiere ayudar a crecer con una “política económica que propicie que puedan ganar tamaño, innovar, internacionalizarse, invertir y, en consecuencia, crear empleo”. Teniendo en cuenta que el 90% del tejido empresarial andaluz es de pequeña dimensión, este es un mensaje directo para los casi 500.000 autónomos que existen en Andalucía a los que les ha transmitido su intención de que vean en el gobierno andaluz un aliado.

“Reducción de cargas administrativas, sustitución de licencias y autorizaciones por el procedimiento de declaración responsable, extender la validez y eficacia a todo el territorio nacional de decisiones, autorizaciones, permisos o licencias adoptadas por una Administración conforme a un procedimiento común; garantizar el acceso rápido y ágil por cualquier Administración de los datos administrativos de personas y empresas; y un marco normativo único, común a todas las administraciones públicas, en aquellos ámbitos de especial interés para la actuación empresarial”. Estas son las propuestas de la Presidenta de la Junta de Andalucía que nos hacen ver con esperanza este nuevo tiempo y que no hacen más que reconocer las demandas que venimos reclamando, desde UPTA Andalucía, para los autónomos andaluces.

Y, esencialmente, el crédito. Susana Díaz ha anunciado la creación de un instrumento público que facilite financiación a los proyectos empresariales y que aplique las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre creación de un Instituto Público de Crédito Andaluz. Esta es una de las medidas más necesarias y determinantes para fortalecer el tejido productivo andaluz y a los autónomos que lo sustentan: facilitarles la financiación para que puedan mantenerse en sus actividades, ampliarlas, modernizarlas, hacerlas competitivas…para poder volver a la senda del crecimiento y de la creación de empleo.

Una Andalucía más justa, más solidaria y más igualitaria es la que quiere la primera mujer que preside el Gobierno Andaluz. Su juventud, su fuerza y su compromiso son su carta de presentación. Y parece que Susana Díaz, tiene los pies en la tierra. Quizás por ser, según sus propias palabras, de familia humilde y barrio obrero. Conectar con la población, ese también es el mensaje de Díaz. Empatizar con los que lo están pasando peor en estos momentos de crisis y que sientan que el Gobierno los tiene en cuenta.

Una de las prioridades del nuevo Gobierno andaluz va a ser la elaboración del presupuesto autonómico de 2014, que, a pesar de las dificultades que impone el Ejecutivo central, va a estar comprometido “con los andaluces, con los derechos sociales y con la creación de empleo” han sido sus palabras. Asegura que en Andalucía los indicadores de los que presume a nivel estatal titular de Economía del Gobierno Central, van mejor que en el resto de España. “Quiero redefinir el modelo económico: una economía competitiva no exige hombres y mujeres más pobres” ha dicho. Y eso es lo que esperamos que el nuevo Gobierno establezca las vías para volver al crecimiento y consolide el tejido productivo andaluz. Para ello, tiene que contar con los autónomos andaluces, que son el motor de riqueza de nuestra economía.

Isidoro Romero, Secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Andalucía