El pasado 17 de diciembre se han cumplido los primeros 100 días de Gobierno del ejecutivo que encabeza Susana Díaz. En este tiempo, “son muchas las esperanzas que nos han transmitido. Ya en el debate de investidura, la presidenta de la Junta de Andalucía, estableció como primer objetivo, trabajar por la recuperación económica y para generar empleo, para lo que sería necesario impulsar un nuevo modelo productivo y empresarial”, según UPTA Andalucía.

UPTA Andalucía con Susana Díaz
UPTA Andalucía con Susana Díaz

Desde UPTA Andalucía, “ya le transmitimos que para que este objetivo llegase a cumplirse, esta estrategia debía, ineludiblemente contar con los trabajadores autónomos. Sin políticas efectivas de apoyo y fomento a la actividad por cuenta propia y al emprendimiento, difícilmente nuestra comunidad podría notar signos de recuperación”.

Para la Presidenta, en relación con este primer objetivo, “el Gobierno andaluz ha liderado una respuesta diferente a la crisis y ha iniciado una renovada estrategia de crecimiento” que pasa por “establecer una alianza estratégica con el empresariado. Con el empresariado que crea empleo, el que apuesta por la actividad productiva y genera riqueza en el territorio. El empresariado que crea empleo en Andalucía, que apuesta por la actividad productiva y que genera riqueza en el territorio, es sin duda el colectivo de trabajadores y trabajadoras autónomos. La mayoría del tejido socio-económico andaluz está conformado por autónomos y microempresas. Por tanto, es a ellos a los que este Gobierno debe dar respuestas”.

La Presidenta ha indicado que el tejido empresarial le plantea a su Gobierno, dos cuestiones principales: “la necesidad de financiación y la agilización de las trabas burocráticas. En este sentido compartimos su opinión. Sin crédito, difícilmente consigamos la ansiada recuperación. Los autónomos necesitan liquidez, flujo crediticio que les permita mantener y consolidar sus actividades. Asimismo los emprendedores, necesitan apoyo económico para poner en marcha sus proyectos. Y para paliar esto,  el Gobierno andaluz ha dado los primeros pasos para poner en marcha de forma inminente el Instituto de Crédito Público en Andalucía. Una herramienta financiera pública que llegue donde no están llegando los bancos, constituido mediante una Ley que será aprobada por el Gobierno en 2014. Confiamos que así sea y que llegue a los autónomos que tanto lo necesitan”.

También “aplaudimos el anuncio de la reducción de trabas administrativas, que va a ser objeto de un proyecto de ley para la mejora de la regulación económica en el primer trimestre de 2014.” Que según ha anunciado “eliminará aquellas autorizaciones administrativas que no estén justificadas por razones de interés general y simplificar requisitos para la creación de empresas, como, por ejemplo, inscripciones en registros, renovación de autorizaciones, duplicación de trámites, etc.”.

Sin embargo, la dotación presupuestaria para 2014 en materia de fomento y apoyo al trabajo autónomo, se ha visto reducido en un 25% con respecto a este ejercicio. “Con esto, parece que no concuerda el discurso del Gobierno, con la asignación económica para estas políticas tan necesarias. Con todo, mantenemos la esperanza de que todo lo que este Gobierno viene anunciando, se lleve a efecto y consigamos que estas políticas que se nos plantean, sean efectivas y realizables”, señalan desde UPTA Andalucía.