La plataforma de pagos NetPlus de Indra ha obtenido la máxima calificación de seguridad que otorga el PCI SSC (Payment Card Industry Security Standards Council) para sus servicios de pagos con tarjeta en “la nube”. La certificación PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard) es exigida por las principales marcas a nivel mundial (Visa y MasterCard) y permitirá a Indra ofrecer servicios en modalidad de pago por uso dentro de su propia infraestructura.

Este estándar facilitará a los clientes de la multinacional de consultoría y tecnología la externalización de los procesos de negocio en los que interviene el almacenamiento o procesamiento de tarjetas de crédito o débito con las máximas garantías de seguridad. Asimismo, les ayudará a mantener sus permisos para procesar tarjetas y a evitar rigurosas  auditorías sobre su infraestructura y sistemas de información o el pago de multas derivadas del uso fraudulento de las tarjetas.

Por otro lado, supone el primer paso y un hito necesario en la estrategia de Indra para impulsar el desarrollo de sus servicios de pago, sobre los que ya se están incorporando otros de valor añadido y nuevos canales de entrada como IVR (Interactive Voice Response), así como para expandir las capacidades de procesamiento de la plataforma al ámbito internacional. El objetivo final es facilitar a los clientes de la multinacional las capacidades para desarrollar nuevos modelos de negocio, como por ejemplo, el pago a través de smartphones, en un contexto global, desde una plataforma probada y segura, y sin que sea necesario acometer grandes inversiones en sistemas, desarrollos o gestión de equipos y personal.

Adicionalmente, esta iniciativa ha permitido dotar a Indra, incluyendo a su Centro de Proceso de Datos de San Fernando de Henares, de todo el conocimiento y metodología de securización y explotación acordes con esta certificación, tanto a nivel de infraestructura como de servicio y proceso.

NetPlus es una tecnología propiedad de Indra con más de veinte años de vida, que resuelve toda la problemática de pagos con tarjeta y que anualmente procesa más de 200 millones de operaciones para un volumen de 14.000 mil millones de euros. Permite aceptar todo tipo de medios de pago a través de un amplio abanico de canales, integrando la información con los sistemas origen, centralizando todos los pagos, y gestionando toda la operativa asociada (integridad, seguridad, conciliaciones contables y retrocesiones). La plataforma da  solución a las necesidades de cualquier sector de actividad donde se utilice el pago. Además, puede integrar otras operaciones transaccionales, como recarga telefónica y de pre-pagos, transferencias de efectivo o programas de fidelización.