Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el importe de las compras a plazo de familias y empresas en España que resultaron impagadas a su vencimiento en julio ascendió a 278 millones de euros, lo que supone un descenso del 30,5% respecto a un año antes. Asimismo, este indicador encadena 25 meses a la baja.

 

En el acumulado de los siete primeros meses del año, el valor de los impagos descendió el 38 %, mientras que respecto a junio creció el 2 %, según los datos del INE publicados esta misma mañana.