El retraso medio en los pagos de las empresas andaluzas sobre los plazos pactados se sitúa en 23,95 días en el tercer trimestre de 2014, por encima de los 17,62 días de media nacional, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por INFORMA D&B, (compañía de CESCE), líder en el suministro de Información Comercial, Financiera y de Marketing. Esta cifra, la segunda más elevada de todo el país, supera los 23,12 días del trimestre anterior y suma 2,18 días respecto a los tres primeros meses del año. Aún así está por debajo, 1,13 días, del mismo periodo en 2013.

 

Casi todas las comunidades empeoran su retraso medio respecto al trimestre anterior, con las excepciones de Asturias (-0,16), Ceuta (-1,20) y Melilla (-0,22). Canarias es la comunidad con un mayor retraso medio en los pagos, 24,20 días, pero también la que más recorta en un año, 3,11 días. Castilla La Mancha también supera los 23 días de retraso en este tercer trimestre, 23,70. En el lado opuesto Melilla, con 8,45 días de retraso, País Vasco, 12,09, y La Rioja, 12,11.

 

El 39% de los pagos de las empresas andaluzas en el tercer trimestre se realiza dentro de los plazos acordados, proporción inferior al 42% del conjunto del país. Si sumamos los realizados con hasta 30 días de retraso se alcanza el 84% del total. Andalucía es una de las tres comunidades con mayor porcentaje de pagos con retrasos de más de 60 días, un 12%, junto a Castilla La Mancha, 12%, y Canarias, 13%.

 

Las comunidades con mayor proporción de pagos puntuales son Aragón, 53%, y Ceuta y Melilla, 50% en ambos casos.

 

Datos generales

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se sitúa en 17,62 días en el tercer trimestre de 2014. Esta cifra está por encima de los 16,95 días del trimestre anterior y suma 1,18 días respecto a los tres primeros meses del año, aunque está ligeramente por debajo, 0,09 días del mismo periodo en 2013. Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial de 2.854 millones de euros.

 

Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también crecen en 3,59 días desde el primer trimestre, hasta 94,75 días. Hace un año era superior, 97,40 días. El plazo medio pactado para los pagos entre julio y septiembre es de 77,12 días, 2,40 días más que a principios de año pero aún por debajo de los 79,68 del tercer trimestre de 2013.

 

Tanto la Administración como las empresas privadas empeoran el plazo medio de pago desde principios de año. La Administración suma 97,02 días (1,11 días más) y las empresas privadas 94,77, (3,64 días más). En ambos casos están por debajo del mismo periodo el pasado año cuando alcanzaban 103,19 días la Administración y 97,44 las empresas privadas. El retraso medio es inferior en el sector privado, 17,55 días, mientras que en el caso de la Administración llega a 26,67, aunque en el caso de la Administración es inferior al del primer trimestre, debido al incremento en los plazos pactados: 2,46 días para la Administración y 2,39 para el sector privado.

 

El 42% de los pagos de las empresas españolas entre julio y septiembre se ha hecho respetando las condiciones pactadas con sus proveedores, proporción ligeramente inferior a la de hace un año, cuando era el 43%, y a la del primer trimestre de 2014 que alcanzaba el 44%. INFORMA D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas. De dicho análisis se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 96% del total se paga dentro de los plazos pactados o con hasta 30 días de retraso.

 

Nathalie Gianese, Directora de Estudios de INFORMA D&B, explica que “los datos del tercer trimestre rompen la línea de mejora en el comportamiento de pagos de las empresas españolas ya que no solo incrementan su retraso sobre las condiciones pactadas sino que se están negociando periodos de pago más extensos”.

 

Hostelería es el sector que paga con mayor retraso medio

Ningún sector supera los 30 días de media de retraso de pagos en este trimestre por tercera vez consecutiva. Hostelería es el sector con peor comportamiento, con 27,48 días de demora. Por detrás, Administración con 26,67, y Construcción, con 25,11. Administración es el que más reduce este plazo desde hace un año, en 8,61 días.

 

Por debajo de la media nacional encontramos seis sectores: Comunicaciones, 12,64 días de demora, Agricultura, 12,84, Comercio, 14,65, Industria, 15,79, Energía, 16,27, y Educación, 16,41.

 

Las pequeñas empresas son las más cumplidoras en los pagos

El 48% de las microempresas y el 38% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 24% de las medianas y el 12% de las grandes empresas. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes paga con un retraso de hasta 30 días, 67% y 78% respectivamente, frente al 40% y el 52% de las micro y pequeñas empresas.

 

Una vez superados los 60 días de retraso, las empresas pequeñas tienen más dificultades, un 9% de micros y un 7% de pequeñas empresas se encuentran en esta situación frente al 6% y el 5% de medianas y grandes empresas respectivamente.

 

La media de retraso sobre los plazos acordados empeora respecto al primer trimestre independientemente del tamaño de las empresas, aunque está por debajo que la del mismo periodo el pasado año, salvo para las microempresas (+0,26). Son estas últimas las que más dilatan sus pagos, 18,77 días. Las pequeñas empresas tienen el menor retraso, 15,88 días, disminuyendo 0,64 días desde hace un año. En el caso de las medianas la demora media para hacer efectivos sus pagos es de 16,23 días y para las grandes de 17,59.