EMPRESAS

Felipe VI defiende la excelencia y el buen hacer de las empresas para impulsar la economía

S.M. el Rey Felipe VI clausuró ayer el Congreso anual de Directivos que organizó la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos – CEDE en Sevilla, un acto que aprovechó para reconocer “la promoción del buen hacer y la excelencia de los directivos y ejecutivos españoles” por su aportación al crecimiento de la economía y el bienestar de la sociedad. Felipe VI expresó su apoyo al trabajo “eficaz” de las empresas, “clave para fortalecer e impulsar un tejido productivo fuerte, ágil y competitivo”.

S.M. El Rey Felipe VI
S.M. El Rey Felipe VI

Felipe VI subrayó que CEDE trata de estimular “un mayor conocimiento de los nuevos mercados que traspasan fronteras y que exigen un compromiso muy claro y decidido con la proyección y presencia internacional de nuestra economía, de nuestras empresas”. Recalcó que el modelo de negocio ha cambiado y apuntó que “la anticipación, la innovación permanente y la calidad, la sensibilidad y atención al cliente, serán herramientas esenciales para enfrentarnos con éxito a los nuevos retos de la competitividad”.
S.M. el Rey detalló que en un mundo “que no para de intensificar su complejidad” con unos horizontes económicos cada vez más amplios y competitivos, requiere nuevas maneras de dirigir y de emprender, una permanente actualización de la acción directiva en la “propia globalización de la acción directiva”. Felipe VI reiteró “la confianza que me produce saber que nuestra sociedad cuenta con una comunidad de directivos a la altura de las nuevas exigencias globales”, tras lo que los animó a continuar con la mejora permanente y el perfeccionamiento de sus aptitudes.
El presidente de CEDE y del Grupo “la Caixa”, Isidro Fainé, subrayó durante el acto de clausura que hoy disponemos de “más elementos que nos confirman que la recuperación cobra mayor fuerza, y que nos estamos alejando de los momentos más sombríos de la crisis. Podemos afirmar que este año creceremos por encima del 1 %, y el año que viene nos acercaremos al 2 %”. Fainé consideró que la recuperación de España toma cuerpo “sobre unas bases más solidad” ya que se está reconduciendo el desequilibrio del saldo corriente de nuestra balanza exterior y ajustando el déficit público.
“Necesitamos un largo periodo de crecimiento para absorber el exceso de deuda acumulada y corregir el nivel de paro alcanzado. Por ello, debemos potenciar el sector exportador para que realmente sea el motor de la recuperación. No sólo por la competitividad en precios, sino también por la mejora de la calidad de nuestros productos y servicios”,apuntó el presidente de CEDE, que defendió mantener el pulso reformista para que “España vuelva a ser un país atractivo para estimular nuevas inversiones extranjeras”.
El presidente de CEDE subrayó que “no cabe otro camino que normalizar la práctica de la concesión de créditos que ayuden a financiar el capital circulante que precisan las empresas, así como todos aquellos proyectos más a largo plazo que sean realistas y viables”. Fainé reiteró que la globalización económica ofrece a las empresas ilimitadas oportunidades “pero a la vez nos plantea un gran número de amenazas y desafíos a los que deberemos hacer frente en los próximos años. Y ello exige una adecuada respuesta colectiva en nuestras empresas que nos conduce, cada día más, a forjar líderes globales”.
Fainé enumeró las características que definen a un líder global, marcado por su capacidad de anticiparse al futuro “a la vez que es capaz de aunar voluntades y recursos”, junto a la capacidad de mantener el equilibrio, la empatía para acercarse a sus trabajadores y estimular el espíritu de pertenencia a la empresa. El presidente de CEDE sumó la capacidad de crear empresas con una gran reputación externa, que siembre certezas y sosiego y capaz de nutrir la individualidad de todos sus empleados.
“Los líderes conquistan el contexto, pero ahora hay que conquistar el nuevo contexto global. Es imprescindible llevar la educación continua hasta su máximo nivel: el conocimiento es infinito y está en constante evolución y, además, la necesidad de aprender nunca se acaba y menos para un líder global”, matizó Fainé. Se mostró convencido de que los directivos españoles han demostrado en las últimas décadas “capacidad y talento” para liderar los procesos de cambio.
“Actualmente, más de 160.000 emprendedores forman parte de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos que contribuyen, de forma positiva, a que España supere una vez más los grandes retos a los que nos enfrentamos”, recordó el presidente de CEDE, que halagó a los líderes “que se la juegan día a día” como responsables de guiar a las personas que trabajan en sus empresas.
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recalcó el valor de celebrar el foro en Sevilla, un impulso a los directivos andaluces. Reconoció a CEDE que se preocupe por el futuro de sus jóvenes con unas jornadas centradas en los universitarios y destacó que las empresas que se desarrollan en zonas con confianza ciudadana y democráticas resultan más eficaces. Apostó además por la cultura del esfuerzo.

Más de 2.500 directivos se reúnen hoy en Sevilla

El Congreso de Directivos CEDE ha convertido la ciudad de Sevilla en la capital de todos los directivos, gracias a la presencia de más de 2.500 ejecutivos en el Palacio de Exposiciones y Congresos – FIBES. Bajo el lema “La globalización del directivo”, los directivos españoles debaten los retos que supone el desafío de la globalización, al que se enfrentan todas las compañías, con el objetivo de impulsar la recuperación económica y la creación de empleo.