ECONOMIA

Los riesgos cibernéticos y políticos para las empresas, los que más se incrementan

Allianz ha presentado su Barómetro del Riesgo 2015, la cuarta edición de la encuesta internacional sobre riesgos que la compañía realiza anualmente y señala que los riesgos cibernéticos (17%) y políticos (11%) son los que más han incrementado su importancia.

Además, los riesgos industriales tradicionales como la interrupción del negocio y la ruptura de la cadena de suministro (46% de los encuestados), las catástrofes naturales (30%), y los incendios y explosiones (27%), siguen preocupando a los expertos en riesgos y encabezan el ranking de este año.

De sus resultados se desprende que las empresas se enfrentan a nuevos desafíos derivados de la creciente interconexión del mundo empresarial según los datos de una encuesta realizada entre más de 500 gestores de riesgos y expertos en seguros empresariales de Allianz y empresas multinacionales de 47 países. 15-01-14 Mapa de los riesgos principales en el mundo

En España, los resultados del Barómetro del Riesgo 2015 se presentan ligeramente diferentes a los de nuestro entorno. Si bien la interrupción de negocio y la ruptura de la cadena de suministros ocupa la primera posición, al igual que el resultado mundial, y en EMEA, lo cual muestra claramente el nivel de internacionalización de nuestra economía, en segundo lugar aparece la I¡intensificación de la competencia, éste es un hecho diferencial provocado sin duda por la larga crisis que está sufriendo nuestra economía.

Las consecuencias de los programas de austeridad siguen en una posición destacada, si bien bajan de la primera a la tercera posición, colocando en la primera la interrupción del negocio, síntoma de la normalización a la que está tendiendo nuestra economía. Además, aparecen, por primera vez entre los diez primeros puestos, los problemas de calidad  y defectos en serie junto al cibercrimen.

Ciberdelincuencia y fallos informáticos

La ciberdelincuencia y los fallos informáticos siguen ascendiendo con fuerza en este barómetro de riesgos que elabora Allianz y se sitúan por primera vez entre las cinco amenazas empresariales más importantes en todo el mundo (en 2013, los ciberriesgos estaban en la posición 15 y en 2014 se situaron en la 8ª).

En Alemania, el Reino Unido y EE.UU. los ciberriesgos son ya uno de los tres riesgos empresariales más importantes. Los daños a la reputación (61%) y la interrupción del negocio (49%) se consideran como las causas principales de perjuicios económicos tras un incidente cibernético.

Aunque la concienciación sobre los ciberriesgos está aumentando, muchas empresas todavía subestiman las diferentes consecuencias, según el 73% de los encuestados, la falta de presupuesto es otra razón que explica por qué las empresas no están mejor preparadas para combatir los ciberriesgos.

Situación política e interrupción del negocio

La agitación política y social es una preocupación mucho mayor para las empresas en la edición 2015 del Barómetro del Riesgo de Allianz y se sitúa en el puesto número nueve tras escalar nueve posiciones frente a la encuesta del año pasado.

Este riesgo figura por primera vez entre los diez más importantes en la región de Europa, Oriente Próximo y África (EMEA) y ocupa la octava posición. También se ha hecho un hueco entre los 10 primeros riesgos en Brasil y entre los tres primeros riesgos en Rusia y Suiza, y se ha convertido en la principal preocupación de las empresas en Ucrania. Además, es la segunda causa de perturbaciones de la cadena de suministro (53 %) tras las catástrofes naturales.

Cabe destacar, por tercer año consecutivo, el riesgo relacionado con la interrupción del negocio y la ruptura de la cadena de suministro es la amenaza más importante en el Barómetro del Riesgo de Allianz; así, casi la mitad de los encuestados (46%, un 3% más que el año pasado) lo califica como uno de los tres riesgos más importantes para las empresas. Los incendios/explosiones (43%) y las catástrofes naturales (41%) son las causas principales de interrupción del negocio que más temen las empresas, según los encuestados.

“Las repercusiones de la posterior interrupción del negocio para una empresa, sus proveedores y clientes son, a menudo, mayores que los propios daños físicos”, señala el informe. El siniestro medio por interrupción del negocio se sitúa en 1,36 millones de dólares, cifra que supone un 32% más que el siniestro medio por daños materiales directos (1,03 millones de dólares).

Temor a sufrir escasez de personal cualificado

Aunque los tres riesgos más importantes, interrupción del negocio/cadena de suministro, catástrofes naturales e incendios/explosiones son idénticos por tercer año consecutivo en las regiones de EMEA, América y Asia-Pacífico, se observan algunas diferencias regionales.

Los ciberriesgos suben con fuerza y se colocan entre los 10 peligros más importantes en EMEA y América, pero no aparecen entre las diez amenazas principales en Asia-Pacífico, lo que sugiere que muchas empresas “no están tomando conciencia de las consecuencias potenciales de dichos riesgos”.

La combinación de escasez de personal cualificado y envejecimiento de la población activa se considera un motivo de creciente preocupación y entra por primera vez en el grupo de los diez primeros riesgos en EE.UU. En Asia-Pacífico, las empresas están más preocupadas por el entorno comercial que hace 12 meses; así, la posibilidad de estancamiento o declive de los mercados figura entre los diez riesgos más importantes.

Asimismo, las consecuencias de catástrofes naturales (42%), como los terremotos, siguen siendo el riesgo más importante para el sector de la ingeniería y la construcción. La interrupción del negocio (68%) sigue siendo el riesgo principal para el sector de la fabricación, que está ahora más preocupado que hace doce meses (60%) debido a que están aumentando las probabilidades de que se declaren grandes siniestros en algunos sectores como los semiconductores o la automoción.

Los cambios en la legislación y la regulación (33%) siguen siendo la mayor causa de preocupación para los servicios financieros, lo que pone de relieve el mayor grado de intervención de las autoridades en todo el mundo. Al sector del transporte marítimo le preocupa la mayor competencia (29%), mientras que a la industria del transporte general le inquietan los robos (47%).

Finalmente, el cambio climático y las catástrofes naturales, así como las innovaciones tecnológicas (tales como la impresión en 3D o la nanotecnología), copan los primeros puestos de la agenda de gestión de riesgos a largo plazo.