DestacadosECONOMIA

Rajoy anuncia nuevas medidas para consolidar la recuperación y atender a los más afectados por la crisis

​​​​​240215DENacion5El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha realizado, en el Debate sobre el estado de la nación un balance de las reformas adoptadas durante la legislatura y ha anunciado nuevas medidas para continuar en la senda del crecimiento y la creación de empleo​.

Ha señalado que en 2015 el crecimiento de la economía española alcanzará el 2,4% -cuatro décimas más de lo previsto- y que el consumo seguirá creciendo en torno al 3%. Por su parte, la inversión en bienes de equipo crecerá por encima del 7%. Además, la balanza de pagos por cuenta corriente registrará superávit y la capacidad de financiación de la economía española al resto del mundo superará el 1% del PIB.

Para favorecer la creación de empleo estable y de calidad, el Gobierno pondrá en marcha una tarifa reducida para los nuevos contratos indefinidos y se beneficiarán de un mínimo exento de cotización de 500 euros. Esta medida sucederá a la tarifa plana de 100 euros a la cotización por contingencias comunes, que ha beneficiado a más de 200.000 personas y no tendrá, sin embargo, ningún impacto en la generación de derechos de prestaciones para el trabajador.

El presidente ha apuntado que esta medida favorece, en mayor medida, a los colectivos con mayores dificultades para su inserción laboral porque supone una rebaja progresiva del coste laboral por cotizaciones sociales. Así, por ejemplo, la cotización a la Seguridad Social de los trabajadores con salarios más bajos se reducirá prácticamente en un 70%; los trabajadores con salarios de 1.000 euros verán reducidas sus cotizaciones en cerca de un 50%; y los trabajadores con salarios más elevados, situados en la base de cotización máxima, verán reducidas sus cotizaciones un 14%.

Cheques familiares

El Gobierno está desarrollando una intensa Agenda Social, en la que los próximos pasos serán el Plan Integral de Apoyo a la Familia, el Marco de Actuación de las personas mayores o el Plan Especial para la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y salarial; además de proyectos de Ley como los del Tercer Sector de Acción Social y del Voluntariado.

De esta forma, se ampliarán las ayudas fiscales (“impuestos negativos”) en vigor desde el 1 de enero para familias numerosas y las que tienen a su cargo ascendientes o descendientes con discapacidad. Se extenderán estos “cheques familiares” de 1.200 euros al año a las familias monoparentales con dos hijos. Esta ayuda afecta especialmente a mujeres y se mantendrá hasta que los hijos tengan 21 años o 25 en el caso de que sean estudiantes.

Además, se extenderán los beneficiarios de los “cheques familiares” de la reforma fiscal, de forma que podrían superar el millón de personas. Estas ayudas se suman a la de 100 euros mensuales para madres trabajadoras con hijos menores de tres años, en vigor desde el año 2002.

Trabajadores autónomos

Para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y profesional, el Gobierno bonificará, durante un año, el 100% de la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes de los trabajadores autónomos que necesiten reducir su jornada por cuidado de hijos menores de 7 años o de personas mayores en situación de dependencia reconocida.

La bonificación va dirigida a los autónomos que contraten un trabajador que le permita el mantenimiento de la actividad y, con esta medida, el Gobierno pretende seguir aproximando los derechos de los autónomos a los trabajadores por cuenta ajena.

El presidente del Gobierno ha destacado que la recuperación económica debe ayudar a normalizar la situación de aquellos que han asumido un endeudamiento excesivo antes o durante la crisis. Con este objetivo, el Gobierno adoptará diversas medidas para facilitar el desendeudamiento de las familias, los autónomos y las PYMES.

Así, las personas naturales no empresarias podrán utilizar la figura del “acuerdo extrajudicial de pagos”, un mecanismo simplificado por el cual empresarios y PYMES podían negociar con sus acreedores antes de recurrir al concurso de acreedores. Además, se establecerán reglas de procedimiento especialmente simplificadas para los particulares –plazos de designación, convocatorias de acreedores especialmente reducidos y se reducirán los aranceles notariales y registrales-.

El deudor persona natural podrá exonerar las deudas remanentes tras la liquidación de sus bienes, en el marco del procedimiento concursal y se modificará el marco normativo de los “acuerdos extrajudiciales de pagos” para simplificar su uso.

Además, se revisarán los plazos de prescripción de las reclamaciones de la deuda, que se reducirán a 5 años en el caso general. La regulación actual de los plazos de prescripción se mantiene inalterada desde la primera versión del Código Civil de 1889 y se reformará el Código de Buenas Prácticas Bancarias para que un mayor número de familias se beneficien de sus medidas. Hasta el momento, este Código ha permitido unas 12.000 reestructuraciones viables de deuda y 3.500 daciones en pago. A partir de ahora, se incluirá una clausula para que este colectivo vulnerable se pueda beneficiar de una inaplicación definitiva de las cláusulas suelo.