ECONOMIA

El negocio de la comida ‘online’ y las app de hostelería mueve más de 120 millones en España

Según los datos que presenta Aloha24, startup española que gestiona pedidos y repartos de hostelería online, el negocio de la comida online y las app de hostelería mueve más de 120 millones de euros en España.

Los emprendedores españoles han puesto el ojo en un sector en pleno auge y que cada vez tiene más competidores que ofrecen servicios diferentes. De hecho, los pedidos de comida a domicilio a través de aplicaciones para teléfonos móviles y otros dispositivos similares han crecido más de un 400% en este último año.

Actualmente el 22% de las personas que piden comida a domicilio lo hace a través de Internet o de las distintas apps que empresas como Aloha24 pone a disposición de los usuarios. España, en este sentido, está un peldaño más bajo que otros países como Reino Unido o Francia en el que el 30% de los pedidos se realizan de forma ‘online’.

La hostelería y restauración en España mueven al año más de 1.100 millones de euros con una cuota del 7% sobre el PIB. De ellos, cerca del 11% se corresponde con pedidos de comida a domicilio por internet. Esto demuestra que aunque el desarrollo ha sido importante en estos últimos años, el mercado aún tiene margen para seguir evolucionando.

Y es que las nuevas tendencias tecnológicas y los nuevos gustos por la gastronomía ya hacen que ya no sólo los restaurantes de comida rápida se incorporen a las app de empresas gestoras de pedidos y reparto, sino que la restauración gourmet se va incorporando de manera lenta pero progresiva a esta modalidad.

Beneficio para los restaurantes

Además de las empresas de pedidos y reparto de comida a domicilio, los restaurantes son los grandes beneficiados en este nuevo escenario. Según los datos de Aloha24, los restaurantes que forman parte estas distintas app facturan un 20% más que si no lo hicieran.

Con una mínima inversión, entre 500 y 1.000 euros anuales, el restaurante recibe los pedidos gestionados por la app, puede realizar un seguimiento de los mismos y dispone de un servicio de reparto externalizado.

Con ello se incrementan los niveles de facturación, se abrennuevas vías de negocio para los restaurantes que no dispusieran de ella y además pueden ampliar los servicios que ofrecen estas nuevas empresas como páginas web, software de gestión hostelera, etc.

En función del tamaño del restaurante, las cifras de facturación adicional podrían fluctuar entre los 7.000 y los 50.000 euros.