Superadas las fechas navideñas, se presenta en la pyme el mes de enero: uno de los meses más duros en cuanto a liquidez y flujo de caja se refiere. Este 2016 se espera mejor respecto a años anteriores, gracias a la rebaja del IRPF o a que la inflación ha sido negativa y se finalizó el año en 0.

clipboard-311168_640Por ello, asistiremos, por ejemplo, a una bajada de la luz o el gas en el plano del consumo. Además, también han experimentado un descenso los derivados del petróleo. Sin embargo, las pymes durante este mes deben hacer frente a una serie de retos que Spotcap, plataforma de crédito online para pymes y autónomos, detalla a continuación.

– Falta de liquidez. Durante el periodo navideño, las pymes han experimentado un aumento en el gasto destinado a regalos para clientes, comidas de empresa o compra de stock. Por ello, durante el mes de enero se encuentran con un problema de liquidez para hacer frente a facturas o determinados pagos o compra de material. El fintech, o financiación alternativa, puede aportar a las pequeñas empresas esa liquidez necesaria de manera transparente y sencilla. Plataformas fintech como Spotcap, pueden ofrecer una línea de crédito de hasta 100.000 euros en cuestión de horas.

– Contracción en las ventas. Tras el periodo vacacional, el bolsillo de los clientes se ve afectado con su consiguiente reducción del gasto, seguido de una bajada en las ventas. Por ello, se ha de diseñar una estrategia de ventas que permita salir airoso de la situación. Fomentar el comercio electrónico, crear descuentos especiales, mejorar la atención al cliente, o proponer fórmulas para el pago aplazado pueden ser algunas de las medidas para combatir esa bajada de ventas. Las redes sociales pueden ser un buen aliado para publicitar este tipo de medidas.

– Planificación anual de gastos. Es importante que durante este primer mes del año las empresas planifiquen y realicen un presupuesto que permita tener el control de gastos a lo largo de todo el 2016. Se deben enfrentar por tanto a lo largo de este mes una evaluación exhaustiva de los gastos previstos. Comenzar una negociación con proveedores para obtener una rebaja o mejores condiciones, puede ser un ejercicio muy beneficioso para las arcas empresariales.

– Revisión de subvenciones o ayudas para el nuevo año. El mes de enero es también el mes en el que comienzan a hacerse públicas las subvenciones para empresas. Si una pyme quiere optar a algún tipo de ayuda, resulta imprescindible comenzar a revisar las convocatorias este mismo mes, así como agrupar toda la documentación necesaria. Estas subvenciones pueden ayudar al desarrollo de la empresa y a iniciar el año con mejores perspectivas.