andalucia

Primera estación asociada al transporte público que suministra gas natural

La Comunidad de Madrid ha inaugurado la primera estación pública asociada al transporte público que suministra gas natural para vehículos tanto en formato comprimido como líquido y que abastecerá a los autobuses que prestan servicio en Pinto, Valdemoro y Ciempozuelos.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, ha inaugurado esta planta ubicada en Valdemoro, donde ha comprobado los avances tecnológicos de la misma.

07_MG_0336La “gasinera”, que consta de tres surtidores, dos dobles de Gas Natural Comprimido y uno de Gas Natural Líquido, suministrará entre otros vehículos, a 16 autobuses de Gas Natural Comprimido (GNC) de la empresa AISA, una de las concesionarias que opera en la red de autobuses interurbanos, gestionada por el Consorcio de Transportes de Madrid.

El uso del gas natural supone una reducción del 50% en el gasto de combustible frente a los vehículos de gasolina y hasta un 35% en el caso de los vehículos diesel. Asimismo, el uso de este combustible permite reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 10 % respecto a los vehículos diésel  y  contribuye a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones tanto de óxidos de nitrógeno como de material particulado.

Además de estas ventajas, los motores de los vehículos propulsados con gas son más silenciosos, lo que permite reducir significativamente la contaminación acústica. Hay que tener en cuenta que los autobuses interurbanos del Consorcio de Transportes de Madrid realizan 20.000 servicios diarios, transportando más de 800.000 viajeros al día.

El gas natural es el hidrocarburo que menos contamina, y su uso es promovido por la Unión Europea para la mejora del comportamiento ambiental del sector del transporte. Por esta razón, el Gobierno  regional está realizando una importante apuesta por apoyar medidas encaminadas a la mejora del medio ambiente, potenciando el uso de estas energías alternativas para mejorar la calidad del aire. Actualmente, la flota de autobuses propulsados por gas en la Comunidad asciende a 145 unidades, a los que se suman varias decenas de vehículos híbridos.