La empresa agroalimentaria Procavi, integrada en Grupo Fuertes, cerró el pasado ejercicio con un incremento del 16% en su facturación, hasta alcanzar los 253 millones de euros. Además, la compañía ha aumentado sus exportaciones, que superaron los 37 millones, un 27,5% más.

Sus ventas al exterior se destinan, principalmente, a Europa, donde tiene oficinas comerciales en Portugal, Francia e Italia. La compañía también comercializa sus productos en países de Europa del Este y en el África subsahariana, y está estudiando ampliar su radio de acción hacia los países del Golfo Pérsico, aprovechando la gama de productos Halal, aptos para los consumidores musulmanes.

El número de personas que trabajan en las instalaciones de Procavi aumentó un 17,47% en 2015 en relación al ejercicio anterior, hasta alcanzar las 1.284, entre plantilla y empresas externas. La actividad de la compañía genera, además, 7.000 puestos de trabajo indirectos.

En el apartado de inversiones, Procavi destinará 45 millones de euros en los próximos tres años para incrementar su capacidad y eficiencia productiva y reforzar su posición de liderazgo en el mercado de la carne de pavo.

Las inversiones están destinadas a la construcción de un nuevo centro de procesamiento de pavos en la planta integral de Marchena (Sevilla), la modernización de su centro de envasado y embandejado, ubicado en el mismo complejo, y la puesta en marcha de dos nuevos centros de multiplicación en la provincia de Sevilla. Está previsto que estas instalaciones entren en funcionamiento en 2018.