ECONOMIA

Las AA. PP. reducen el periodo medio de pago a los autónomos

En el primer semestre del año 2016, el periodo medio de pago del conjunto de las Administraciones Públicas ha descendido 12 días con respecto a los plazos de diciembre de 2015, pero eso no significa que los autónomos cobren a tiempo. “Al contrario, esperan 75 días para cobrar un trabajo realizado y en el que se ha invertido tiempo, material y esfuerzo”, asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA.

“Pero es aún peor si nos centramos en los plazos de pago que mantienen las comunidades autónomas. Los gobiernos regionales incumplen la Ley sistemáticamente. La Ley de Morosidad es la que más insumisos tiene, y la que menos se castiga, porque nadie se castiga a sí mismo. Sin embargo exceder en dos meses los plazos estipulados por Ley no tiene ningún tipo de sanción y debería tenerlo por ser recurrente e injustificado como venimos demostrando en los informes de ATA”, asegura el presidente de la Federación.

Los autónomos que esperan cobrar sus facturas de la Administración central son los que antes liquidan sus deudas, y aunque incumplen la Ley, pagan en una media de 44 días, el mismo periodo que hace seis meses.

La administración local tarda algo más de dos meses (64 días) en pagar sus deudas de media y este tiempo de espera se ha reducido en una semana en el primer semestre.

Extremadura, la que más tarda

Extremadura, con 155 días de media, junto con la Aragón, con un periodo medio de pago de 137 días, Islas Baleares y Comunidad Valenciana (114 días de media) y Región de Murcia (107 días de media), son las Administraciones de comunidades autónomas que más infringen la Ley de morosidad y tardan entre cuatro y cinco meses en hacer frente a las deudas que mantienen con sus proveedores.

Con periodos medios de pago de las comunidades autónomas superiores a la media nacional (85 días) se sitúan también Cantabria, donde los autónomos tienen que esperar de media 93 días para cobrar los servicios prestados, Castilla y León, con 89 días de media y Comunidad de Madrid, con 88 días.

Aunque todas las comunidades incumplen el plazo de 30 días que establece la Ley de morosidad, Navarra y País Vasco hacen frente a las facturas que mantienen con sus proveedores autónomos en un plazo de 41 días en el caso de Navarra y de 42 en el del País Vasco. Aquí también se puede hablar de Canarias, donde los proveedores de las Administraciones Públicas regionales esperan, de media, 53 días en cobrar los servicios que han prestado o de Asturias con 54 días de espera de media.