EMPRESAS

Movilidad sostenible para todos

El Grupo Renault muestra su compromiso con la movilidad sostenible para todos desde hace más de 20 años y fue el primero, en 2007, en lanzar eco2, una firma que permite a sus clientes identificar fácilmente los vehículos que menos CO2 emiten y que son más sobrios en la conducción

Reducir la huella de carbono

El Grupo Renault lleva 20 años basando su política ambiental en la gestión del ciclo de vida de sus vehículos, desde la extracción de las materias primas necesarias para su fabricación hasta su reciclaje en fin de vida, pasando por su producción, distribución, utilización y mantenimiento, política que contribuye a reducir la huella ambiental de los vehículos del Grupo, de generación en generación.

Para la compañía, mejorar la eficiencia energética de los vehículos térmicos es un eje de trabajo “esencial” para luchar contra el calentamiento global. Este proceso responde al compromiso de la empresa, en el marco de su plan estratégico Renault Drive The Change, de reducir su huella de carbono mundial un promedio de un 3% anual por vehículo vendido en el mundo, entre 2010 y 2016, así como la huella ambiental de sus vehículos a lo largo de todo su ciclo de vida, una “primicia mundial” en la industria del automóvil.

Ciclo_de_vida_del_vehiculo_INGDe esta forma, entre 2010 y 2014, la compañía ha evitado así 10,1 millones de toneladas de CO2, esto es, el promedio anual de emisiones de una ciudad europea de más de 900.000 habitantes.

En la actualidad, continúa con su política de reducción de su huella ambiental y propone una nueva firma. Para que sea más fácilmente reconocible, se ha conservado la misma denominación, pero los criterios de la firma ECO2 se han reforzado para responder mejor a las expectativas del mercado y para que el conductor la perciba aún mejor. Dentro de la gama Renault, esta firma está ahora destinada a una selección de versiones por modelo, las más bajas en emisiones de CO2.

La nueva firma ilustra el proceso de progreso continuo que la marca Renault ha adoptado para reducir las emisiones CO2 de sus vehículos térmicos y expresa su voluntad de proponer a sus clientes una gama de versiones térmicas eficaces y asequibles para la mayoría. Con ello pretende reducir su huella de carbono a la vez que consumen menos recursos del petróleo.

Análisis del ciclo de vida del vehículo

Renault garantiza y controla el cumplimiento de su compromiso de reducir la huella ambiental de sus vehículos de generación en generación y evalúa su impacto ambiental en todo su ciclo de vida aplicando la metodología Análisis del Ciclo de Vida (ACV), que se viene aplicando en la compañía desde 2004.

Un ACV mide los cinco principales impactos potenciales sobre el medio ambiente que puede generar un vehículo a lo largo de todo su ciclo de vida: el calentamiento global y el agotamiento de los recursos naturales, considerados como impactos ambientales a escala del planeta, así como la formación de ozono de baja altitud (u ozono fotoquímico), la acidificación y la eutrofización (contaminación de los ecosistemas acuáticos), considerados como impactos locales sobre el medio ambiente.

Estos ACV se realizan desde las fases iniciales del ciclo de concepción de los vehículos, para analizar los impactos y potenciales beneficios ambientales de las innovaciones tecnológicas, y en las fases posteriores, para confirmar y medir la reducción de los impactos ambientales de una generación de vehículos a otra.

A finales de 2014, 12 modelos (que representan el 94% de las ventas mundiales de vehículos particulares y el 87% de las ventas totales de vehículos del Grupo) fueron objeto de un ACV completo.

Innovación útil

Para la compañía automovilística “no existe innovación útil si no está compartida por la mayoría”. Además, estos avances deben ser económicamente asequibles, no sólo para beneficiar a todos, sino también para reducir, por un efecto de escala, el impacto ambiental.

Reduccion_del_consumoEn 2007, el Grupo Renault fue el primer constructor en lanzar la firma ambiental llamada eco2. Esta denominación permitía a los consumidores identificar, dentro de la oferta de la compañía, las versiones de los modelos más respetuosas con el medio ambiente a la vez que más económicos en el uso. El cliente ganaba una doble apuesta, ya que los grupos motopropulsores que menos CO2 emiten en la conducción son también los más sobrios.

Los criterios de atribución de esta firma cubrían las etapas clave del ciclo de vida de los vehículos: el uso, pero también la fabricación y el fin de vida. Para recibir la firma eco2, el vehículo tenía que emitir menos de 120 g/km de CO2, estar fabricado en una planta certificada ISO 14001, y ser reciclable en al menos un 85%, con materiales plásticos procedentes del reciclaje en al menos un 5%. Este criterio se reforzó en 2011 hasta un 7% de materiales plásticos reciclados.

Los vehículos del Grupo Renault producidos en Europa contienen un 30% de materiales reciclados y en 2016, esta tasa será del 33%. Con una tasa del 13% en 2014, Renault es líder en materia de integración de plásticos procedentes del reciclaje en la masa total de plásticos utilizados por vehículo. Además, dicha tasa no deja de evolucionar y el modelo Nuevo Espace cuenta con un 20% de plásticos reciclados.

Los vehículos del Grupo Renault producidos en Europa son, además, reciclables en un 85% y valorizables en un 95%. La integración de materiales reciclados como el plástico o el cobre contribuye de este modo a reducir los impactos ambientales relacionados con la fase de extracción y de producción de dichos materiales.

ECO2: vehículos térmicos más ecológicos, más sobrios y más económicos. En 2015, el Grupo lanzó una nueva firma ECO2 con unas modalidades de aplicación más selectivas que la anterior. Para que continuara siendo reconocible, la compañía conservó la misma denominación, pero los criterios se reforzaron “para responder mejor a las expectativas del mercado y para que el conductor las perciba aun mejor”. Destinada a los vehículos térmicos de la marca Renault, la nueva firma destaca una selección de las versiones más bajas en emisiones de CO2 de cada modelo. Desde el mes de junio de 2015, estos reciben un identificativo que se pega en la carrocería, a la altura de la puerta del maletero.

Los nuevos criterios de obtención de la firma ECO2 evolucionan con respecto a la antigua firma eco2, ya que permite ahora identificar de forma inmediata la motorización más sobria del modelo, por tipo de carburante y de caja de velocidades. El automovilista puede así estar seguro de que esta versión cuenta con una eficiencia energética entre las mejores de su segmento.

Pioneros en la estrategia ambiental

La estrategia ambiental del Grupo Renault se inscribe dentro de un proceso de progreso continuo de sus vehículos térmicos para, por una parte, reducir su huella ambiental de generación en generación y, por otra, posicionarlos en los mejores niveles de eficiencia energética del mercado.

Motor_dCi_110Esta estrategia “inédita” iniciada por la compañía automovilística ha sido retomada hace unos años por muchos constructores de automóviles que han establecido una firma que pone de relieve los vehículos con menos impacto para el medio ambiente dentro de sus gamas respectivas.

Cada año, el Grupo Renault dedica aproximadamente el 60% de sus gastos en investigación e ingeniería avanzada para reducir su impacto ambiental. Desde 2007, está inmerso en un proceso de downsizing de sus grupos motopropulsores térmicos, que consiste en reducir la cilindrada del motor, y por lo tanto su consumo, a la vez que se conserva -e incluso se mejora- su nivel de potencia mediante turbocompresores y una combustión optimizada.

Además, los ingenieros de la compañía trabajan continuamente sobre los principios básicos del vehículo con el fin de rebajar su demanda energética en función principalmente de su peso, su aerodinámica y su resistencia a la rodadura.

En paralelo, el Grupo Renault desarrolla determinadas soluciones aún más pioneras y respetuosas con el medio ambiente. Un ejemplo de ello sería la gama de vehículos 100% eléctricos de la compañía, o la exploración del vehículo híbrido recargable del prototipo de investigación EOLAB.

 

ARTÍCULO INCLUIDO EN LA REVISTA DE OCTUBRE DE AGENDA DE LA EMPRESA. CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO. ¿QUÉ COSTES TENDRÁ EL CALENTAMIENTO GLOBAL? ¿QUÉ OPORTUNIDADES DE NEGOCIO GENERARÁ?