ECONOMIA

La demora en los pagos de las empresas españolas se recorta hasta su mínimo histórico

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se sitúa en 12,88 días en el tercer trimestre de 2016, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por INFORMA D&B, (compañía de CESCE).

Esta cifra se recorta tanto respecto al trimestre anterior, 0,59 días, como al mismo periodo de 2015, 3,47 días menos, tratándose de la cifra más baja que se ha registrado hasta el momento, situándose por primera vez por debajo de los 13 días y encadenando cinco trimestres de mínimos históricos.

Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de casi 1.463 millones de euros.

Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se reducen, 0,92 días frente al trimestre anterior y 5,65 desde hace un año, para quedar en 90,56 días, la mejor cifra desde finales de 2011. El plazo medio pactado para pagar entre julio y septiembre es de 77,68 días, 2,17 días inferior al del mismo periodo de 2015.

 

Las empresas de la Administración incrementan su periodo medio de pago respecto a hace un año en 1,78 días alcanzando 93,40. Este plazo mejora en las privadas donde es de 90,56 días, (5,73 días menos). El retraso medio es inferior en el sector privado, 12,76 días, la cifra más baja recogida, mientras que en el caso de la Administración llega a 23,66, empeorando en 1,96 días desde hace un año. Los plazos pactados disminuyen desde el tercer trimestre de 2015, 0,18 días en la Administración, para quedar en 69,74, y 2,20 días en el sector privado, que alcanza 77,80 días.

El 49% de los pagos de las empresas españolas entre julio y septiembre de 2016 se ha hecho respetando las condiciones pactadas con sus proveedores, proporción superior al 45% de hace un año. Este porcentaje crece hasta el 92% si incluimos las facturas pagadas con hasta 30 días de demora. INFORMA D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas y de dicho análisis se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 95% del total se paga dentro del plazo o con hasta 30 días de retraso.

El retraso medio baja en todas las comunidades respecto a hace un año, salvo en Melilla y Ceuta. Andalucía es la comunidad que más reduce sus datos en este periodo, 5,90 días, seguida de Extremadura, que recorta 5,23, y Castilla La Mancha, 4,96. Ninguna comunidad supera los 19 días de demora.

Canarias, con 18,08 días de retraso, es la que peor se comporta. Por detrás Extremadura, con 16,15, y Castilla La Mancha, 16,11. Las únicas que bajan de los 10 días son País Vasco, 8,60, Navarra, 8,83, y Aragón, 9,34, cifras muy cercanas a los mejores pagos observados en Europa.