ECONOMIA

Las necesidades y puntos débiles de las cooperativas agroalimentarias

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha sido el encargado de inaugurar la jornada ‘Cooperativismo Agroalimentario: Dimensión y Competitividad’, donde ha señalado que “hablar del cooperativismo agrario es hablar de economía, empleo, una manera de trabajar y una manera de vivir”.

Pulido, que estuvo acompañado por la consejera de Agricultura, Carmen Ortiz; el presidente de la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía y Vicepresidente de COVAP, Juan Rafael Leal; y el secretario de Patronato de la Fundación Caja Rural del Sur, José María Loring, explicó que el foro tenía el propósito de “analizar la situación actual pero, sobre todo, debatir perspectivas y propuestas mirando hacia el futuro”.

La consejera, por su parte, quiso hacer autocrítica al señalar que “ninguna de las cooperativas andaluzas están entre las diez primeras de Europa”, aunque destacó que “las entidades asociativas son una parte fundamental del sector y concentran la mayor parte de la facturación. Sus asociados facturaron más de 7,6 millones en 2015 y las cifras siguen al alza. Andalucía aglutina la tercera parte de la facturación de las cooperativas de toda España”.

Ponencias técnicas

El director de Asuntos para la UE e Internacional, Gabriel Trenzado, fue el encargado de comenzar las ponencias técnicas, ofreciendo una perspectiva de la situación actual y el futuro del sector en Europa, defendiendo el valor de la cooperativa como fórmula para concentrar la oferta y mejorar economías de escala, el acceso a mercados y una mayor seguridad en los pagos.

Instituto antonio-pulido-foro-agricola-fundacion-cajasolPor su parte, el ex director general de Cooperativas de la Junta de Extremadura, Andrés Montero García, ha señalado la necesidad de innovación y anticipación de problemas para el éxito del sector. “Hay que estar continuamente reinventándose, no hay meta final”. El ex presidente de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Pedro Astals Coma, ha abordado la competitividad del cooperativismo en los mercados agroalimentarios, caracterizados, entre otros factores, “por la hiperregulación, la multitud de departamentos y ministerios que intervienen, que generan diversos criterios interpretativos, y las transferencias de competencias a las comunidades autónomas”.

Por último, la co-directora de la Cátedra COEXPHAL – Universidad de Almería, Cynthia Lynn, ha hablado sobre las perspectivas y competitividad en el sector agroalimentario, destacando “la necesidad de desarrollar la capacidad de utilizar la información y las nuevas tecnologías para estar innovando constantemente y ser un claro referente dentro de este sector. Sin olvidar que también hay que centrarse en procesos de aprendizaje organizacional y sistemas de cambio, en lugar de simplemente suministro”.

La jornada estuvo organizada por el Instituto de Estudios Cajasol, patrocinada por la Fundación Caja Rural del Sur, y con la colaboración de la Consejería de Agricultura y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía.

Ayudas a la modernización

La consejera de Agricultura ha anunciado que tiene previsto abrir una nueva convocatoria de ayudas para la modernización de industrias agroalimentarias en 2017, unos incentivos que darán continuidad a los más de 108 millones destinados a este mismo cometido en 2016 (51 millones para pymes, 27 millones para grandes empresas y 29 millones para el sector olivarero).

Además ha destacado dos nuevas vías de apoyo al cooperativismo: el Decreto de Entidades Asociativas, que se publicará próximamente, y una nueva Orden para apoyar la integración de entidades asociativas con ayudas al capital social, con fondos autonómicos.