ECONOMIA

La AIReF considera “factible pero exigente” el cumplimiento del objetivo de déficit del 3,1% del PIB

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, compareció este miércoles en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para analizar el proyecto de Presupuestos 2017 donde destacó que “considera factible pero exigente el cumplimiento del objetivo de déficit del 3,1% del PIB para el conjunto de las Administraciones Públicas”.

Así, aseguró que cumplir el objetivo de 2017 supone realizar un ajuste de consolidación de 1,4 puntos del PIB descontadas las operaciones no recurrentes con relación al cierre de 2016. Esta factibilidad de cumplimiento del objetivo de estabilidad descansa “en el supuesto de que la probable desviación de la Administración Central (AC) y Seguridad Social pueda compensarse con el superávit que registre el subsector local”.

IMG_0733En este sentido, el presidente de la AIReF destacó que la “falta de adecuación” del objetivo de estabilidad a la situación financiera del subsector local y la “no consideración” de la regla de gasto en su fijación, “distorsiona” el reparto del objetivo de estabilidad entre los distintos niveles de gobierno. “Esto provoca que se produzcan inconsistencias entre la aplicación individual del marco de disciplina fiscal y la valoración conjunta de todas las AAPP”.

Además, aunque los presupuestos “no han incluido los ajustes de contabilidad nacional, la AIReF ha realizado su propia estimación sobre el objetivo de la AC, concluyendo que es improbable su cumplimiento”.

En relación a las previsiones de ingresos de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, la recaudación del IRPF resulta “optimista” según las estimaciones de la AIReF. Por otro lado, los gastos continuarán su tendencia decreciente en relación al PIB, si bien los PGE no incluyen información sobre los pasivos contingentes que podrían materializarse en 2017.

Por su parte, la AIReF prevé para los Fondos de la Seguridad Social un déficit similar al cierre de 2016 (1,6% del PIB), lo que evidencia riesgo de incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria fijado en el -1,4% del PIB. “Es muy probable que los gastos evolucionen según lo previsto en los presupuestos, pero las previsiones de ingresos se consideran muy improbables, aunque la diferencia se ha reducido considerablemente respecto de los PGE para 2016”.

Además, considera “factible” que las CC. AA. cumplan el objetivo de estabilidad del -0,6% del PIB. El incremento de los recursos del sistema de financiación en 2017 sitúa al conjunto del subsector en una posición “favorable” para realizar el ajuste de dos décimas de PIB necesario para alcanzar el objetivo fijado para 2017.