El Grupo Iberdrola ha completado la incorporación en Brasil de todos los negocios de la empresa Elektro Holding en Neoenergia, que ya ha recibido el visto bueno de las juntas generales de ambas compañías.

540x305_copia (2)Previamente ya se habían obtenido las tres aprobaciones necesarias de las autoridades brasileñas: del CADE (Conselho Administrativo de Defesa Econômica), Aneel (Agência Nacional de Energia Elétrica) y el Bndes (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social).

La sociedad resultante -que aglutina los activos de distribución, transporte, generación y comercialización de electricidad de Neoenergia y Elektro- cuenta con el siguiente reparto accionarial: un 52,45% está controlado por Iberdrola; un 38,21% corresponde a Previ y un 9,35% a Banco de Brasil. El acuerdo alcanzado entre los socios incluye el compromiso de Iberdrola de sacar a bolsa la compañía.

Tras la culminación de la operación, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha reiterado “el compromiso de Iberdrola con Brasil, la primera economía de Latinoamérica”, subrayando que en todos estos años, la compañía “ha invertido más de 52.500 millones de reales (13.600 millones de euros)”.

“En estos momentos, estamos ejecutando obras e inversiones en los sectores de redes, generación regulada y energías renovables, y continuaremos invirtiendo en Brasil. Tan solo el año pasado Iberdrola adjudicó contratos de suministro de bienes y servicios por valor de 5.000 millones de reales (1.270 millones de euros) a más de 8.000 proveedores brasileños”.

Líder eléctrico en Brasil y Latinoamérica

Esta operación da lugar a la mayor compañía eléctrica de Brasil y a un líder en Latinoamérica por número de clientes, con 13,4 millones, a los que en 2016 se distribuyó 54.000 GWh. Prestará servicio en un territorio con una población superior a los 34 millones de personas, frente a los 18 millones de población del área de influencia de Iberdrola en España.

Su área de concesión -13 estados- comprende 836.000 kilómetros cuadrados, frente a los 190.000 kilómetros cuadrados de Iberdrola en España, mientras que su red de distribución se extiende a lo largo de 585.000 kilómetros -268.000 kilómetros en el caso de España-.

La empresa resultante, fundamentalmente regulada, también está presente en el negocio de generación eólica -su filial Força Eólica do Brasil se dedica al desarrollo y operación de parques eólicos en el país- e hidráulica, con una capacidad atribuible de 2.080 megavatios (MW) operativos y 1.460 MW en desarrollo, así como en el negocio de generación termoeléctrica, con 530 MW operativos.

La nueva Neoenergia cuenta con una base de activos regulados de, aproximadamente, 14.000 millones de reales (3.657 millones de euros).

Si se agregan las cifras correspondientes al ejercicio 2016 de Elektro y Neoenergia, la compañía habría generado unos ingresos de alrededor de 30.000 millones de reales (7.935 millones de euros). El beneficio bruto de explotación (Ebitda) habría sido de, aproximadamente, unos 3.600 millones de reales (934 millones de euros).