ECONOMIA

Oficemen y las federaciones de CCOO y UGT firman el V Acuerdo Estatal de la industria cementera

La Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, Oficemen, y las federaciones de los sindicatos mayoritarios, CCOO de Construcción y Servicios y UGT-FICA, Federación de Industria, Construcción y Agro, han firmado el V Acuerdo estatal sobre materias concretas y cobertura de vacíos del sector cementero.

En virtud del mismo, firmado por los secretarios generales de UGT-FICA, Federación de Industria, Construcción y Agro, y de CCOO de Construcción y Servicios, Pedro Luis Hojas y Vicente Sánchez, respectivamente, así como el presidente de Oficemen, Jesús Ortiz, el salario mínimo sectorial garantizado en jornada ordinaria se establece en 18.880 euros anuales para 2017, a partir del primer año de antigüedad.

Para los ejercicios 2018, 2019 y 2020, el salario mínimo se incrementará respecto al del año anterior en una parte fija de 240 euros anuales y una parte variable según el incremento del consumo aparente de cemento en España del ejercicio anterior. La jornada ordinaria de trabajo se mantiene en 1.752 horas anuales de trabajo efectivo, la misma cifra estipulada en el IV acuerdo firmado en 2014.

El acuerdo regula asimismo aspectos relacionados con la formación, seguridad y salud laboral, políticas de igualdad, condiciones de jubilación, movilidad geográfica, promoción laboral, o código de conducta, entre otros. Estas condiciones serán de aplicación directa para las empresas incluidas en el ámbito del acuerdo, con independencia de la existencia de convenios colectivos empresariales de ámbito inferior.

En el transcurso del acto se ha firmado también la renovación del III Acuerdo para el uso sostenible de los recursos, la protección del medio ambiente, la salud de las personas y la mejora de la competitividad del sector cementero español, alcanzado hace ya diez años entre sindicatos y patronal.

Las principales líneas de actuación en este ámbito se basan en el fomento de la economía circular y el uso responsable de los recursos, con especial hincapié en la valorización energética de los residuos. Todas estas actuaciones conjuntas se llevarán a cabo con el fin de concienciar y crear en el conjunto del sector una cultura que haga compatible el progreso económico y social con el respeto al medio ambiente, mejorando la calidad de vida de los trabajadores, garantizando su salud y, en último extremo, la de la sociedad en general.