La cifra media de trabajadores de origen extranjero afiliados a la Seguridad Social se situó en agosto en 1.848.329 tras bajar un -1,18%, lo que supone 22.068 trabajadores menos. Respecto al año pasado, aumenta un 6,99%, lo que supone 120.773 personas ocupadas más que en 2016, la cifra más alta desde 2007.

Del total de trabajadores de otros países, los grupos más numerosos proceden de Rumanía (321.023), Marruecos (216.978), China (99.990), Italia (103.013) y Ecuador (71.879). Les siguen los que provienen de Reino Unido (59.561), Bulgaria (57.334), Colombia (58.493) y Bolivia (51.178).

En términos mensuales, la afiliación de trabajadores extranjeros aumenta en todas las Comunidades y Ciudades Autónomas, salvo en Andalucía (-0,78%), Aragón (-1,82%), Baleares (-0,44%), Castilla y León (-0,74%), Castilla-La Mancha (-5,15%), Cataluña (-0,61%), Comunidad Valenciana (-1,74%), Comunidad de Madrid (-1,10%), Región de Murcia (-7,85%), País Vasco (-1,07%) y Melilla (-0,24%).

En el balance general de agosto, del total de trabajadores de origen foráneo, 1.076.445 proceden de países de fuera de la UE y el resto (771.883) de países comunitarios.

Por regímenes, la mayoría de los ocupados extranjeros está encuadrado en el Régimen General: 1.545.359 (concretamente este dato incluye el sistema especial agrario, con 184.508 ocupados, y el de hogar, con 183.131); le sigue el de autónomos, con 297.752 personas; el Régimen Especial del Mar, 5.071 y el carbón, 147.

De la cifra total de ocupados en agosto, 1.023.805 son hombres y 824.524 mujeres.