El Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP) del mes de septiembre se ha situado en 27,16 días para el conjunto de las Comunidades Autónomas, lo que supone una reducción de 1,09 días con respecto al mes anterior, un 3,86%.

La variación del PMP se debe fundamentalmente al incremento en 5,86 días en la ratio de operaciones pagadas, pasando de 19,02 a 24,88 días; así como a la disminución en 5,09 días en la ratio de operaciones pendientes de pago, variando de 34,24 a 29,15 días.

En relación con el PMP global, por décimo mes consecutivo se sitúa por debajo de los 30 días, el plazo máximo legalmente previsto por la normativa de morosidad.

De todas las comunidades autónomas, en esta ocasión incumplen el plazo de 30 días la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia. Con respecto a los datos de agosto, destacan las disminuciones del indicador en esta última comunidad (presentó un PMP superior a 60 días) y en Cantabria, que ha presentado en el mes de septiembre un PMP inferior a 30 días, pasando así a cumplir el plazo máximo de pago a proveedores.