Los servicios de análisis que conforman el Panel de Funcas prevén que el PIB nacional crezca este año un 2,7%, una décima más de lo estimado en el anterior Panel.

Así, señala que la economía española ha comenzado el ejercicio al mismo ritmo con que cerró 2017, según los indicadores disponibles, que apuntan a una mejora de la confianza y del sentimiento económico, además de a la buena marcha de la creación de empleo. Los panelistas esperan tasas de crecimiento trimestrales estables, con un 0,7% en este primer trimestre y un 0,6% en los tres siguientes.

Dentro de la demanda nacional, que aportará 2,4 puntos porcentuales, dos décimas más de lo esperado en el Panel de enero, destaca la mejora de la previsión de crecimiento de la inversión. Por su parte, el sector exterior aportará 0,3 puntos, una décima menos.

En 2019 el PIB crecerá un 2,4%, tres décimas menos que este año en gran medida por el menor crecimiento del consumo privado. No obstante, la economía española aún crecerá por encima de lo previsto por el Banco Central Europeo o la Comisión Europea para la zona euro.

La inflación subirá hasta el tercer trimestre para terminar el año con una tasa media del 1,5%. En 2019, la media será del 1,6%. En términos interanuales, la inflación esperada para diciembre de 2018 es del 1,4% y del 1,5% para finales del año próximo.

El crecimiento de la economía permitirá mantener el ritmo de creación de empleo por encima del 2% este año, aunque en 2019 podría ralentizarse hasta el 2%. La tasa de paro cerraría 2018 en el 15,3% y 2019 en el 13,7%.

Los panelistas esperan una reducción del déficit público hasta el 2,4% del PIB este año (dos décimas por encima del objetivo) y hasta el 1,8% en 2019, frente al objetivo del 1,3%.

En el plano internacional, todos los grandes países mantendrán su expansión, incluidos los principales emergentes, donde la recuperación se fortalecerá. El principal riesgo son las tensiones comerciales surgidas tras el anuncio de subidas arancelarias por parte de EE. UU.