andalucia

Galicia crea las primeras ayudas destinadas a la promoción de productores agrarios

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia elaboró la primera orden de ayudas destinadas a la creación de grupos y organizaciones de productores en el sector agroganadero.

Esta convocatoria que se ha publicado este lunes en el Diario Oficial de Galicia (DOG) pretende establecer elementos de vertebración en el ámbito agrario a través de estructuras asociativas con dimensión suficiente para afrontar iniciativas de transformación y comercialización directa, así como en la elaboración de productos de mayor valor añadido.

Para eso, la Xunta destina 1,5 millones de euros a estas ayudas, cofinanciadas en un 75% por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), y que llegarán a las asociaciones de productores con una contribución anual de un máximo de 100.000 euros durante cinco años, siempre que se vayan cumpliendo los objetivos marcados por la entidad.

Desde el próximo martes (el plazo de presentación de solicitudes es de un mes), las organizaciones de productores reconocidas oficialmente como tales desde el 1 de enero de 2014 podrán solicitar estas ayudas por vía telemática. Entre los requisitos están el de que el tamaño de la entidad no supere la categoría de pyme y entregar un plan empresarial de un máximo de cinco anualidades durante los que se compromete a mantener las condiciones de reconocimiento como agrupación u organización de productores.

Las subvenciones son en régimen de concurrencia competitiva y se establecen distintos criterios de prioridad como el sector (el lácteo y el de la planta y flor tienen prioridad con hasta 5 puntos), que tengan sistemas de gestión ambiental o de calidad avalados con normas ISO y el volumen de comercialización que establezcan en el último año de su plan de negocios. Asimismo, también se tendrá en cuenta el número de socios de la organización de productores, el ámbito territorial que ocupa y que comercialicen productos gallegos de calidad certificada con alguna indicación geográfica o denominación de origen.

El objetivo último es facilitar la creación de agrupaciones y organizaciones de productores con la intención de fomentar la adaptación de la producción y el rendimiento de los productores a las exigencias del mercado, así como la comercialización conjunta de los productos.