EMPRESAS

Mercadona inicia las pruebas de su proyecto de compra online en Valencia

Mercadona ha lanzado en Valencia su nuevo servicio de venta online a través de una prueba piloto (denominada “Laboratorio”).

Para ello, ha construido su primer almacén, exclusivamente para la venta online, en el polígono de Vara de Quart de Valencia. Desde dicho centro logístico, denominado “Colmena”, Mercadona Online da servicio al centro de la ciudad, e incrementará de forma progresiva las zonas de servicio a toda el área de Valencia y a algunos municipios cercanos.

La compañía empieza este servicio como una prueba piloto en una zona inicial. Aquellos clientes que residan en códigos postales que no sean cubiertos por la “Colmena” de València, podrán seguir comprando como hasta ahora por la web clásica de compra online. En función de la evolución del proyecto, la empresa irá expandiendo el servicio a otras zonas de Valencia y en próximos años a nuevas ciudades, sin que para ello haya todavía fechas concretas.

El objetivo del “Laboratorio” es probar el servicio y aprender, tanto con el trabajador como con el cliente online, para ir mejorándolo con sus aportaciones. Para este nuevo modelo, que convive con el servicio clásico en el resto de zonas y que mantiene la misma tarifa (7,21 euros/pedido), la compañía ha desarrollado una nueva web de compra y dos aplicaciones móviles (iOS y Android). Todos los clientes de Mercadona, independientemente de la zona en la que residan, podrán acceder a la nueva tienda online, pero solo aquellos en los códigos postales del centro de Valencia, podrán realizar su compra con el nuevo servicio.

Esta primera versión de Mercadona Online, más intuitiva y fácil de navegar, presenta una funcionalidad y diseño que es el resultado de la coinnovación de Mercadona con sus clientes. A lo largo de los últimos meses se ha testeado con ellos para conocer sus necesidades y aprender de su experiencia de compra. El surtido en este inicio será muy parecido al de las tiendas físicas y los productos se podrán localizar a través de las Categorías o el buscador. El cliente dispondrá de fotos de cada producto y toda la información relevante.

El objetivo de la compañía es servir la compra semanal completa de sus clientes y por lo tanto cuenta con un pedido mínimo de 50 euros. Las compras se pueden pagar por el momento únicamente con tarjeta bancaria. La entrega al cliente online es a partir del día siguiente de haber realizado el pedido, de lunes a sábado de 07.00 a 22.00 horas y en tramos de una hora.

El proyecto cuenta actualmente con una plantilla de más de 240 trabajadores formada por ingenieros informáticos, product managers, diseñadores, personal de almacén, especialistas de las secciones de frescos igual que hay en las tiendas físicas, repartidores y atención al cliente.