DestacadosECONOMIA

Dos de cada tres autónomos en España cotizan en la base mínima según ATA

Dos de cada tres autónomos en España cotizan en la base mínima (932,7 euros). Es decir de los 3.278.418 autónomos a cierre de julio de 2018, son 2.157.951, el 65,8%, los que cotizan por una base mínima de cotización. Así, según un informe de ATA, por más de tres veces la base mínima cotizan un total de 42.947 autónomos.

La base mínima actual para los autónomos persona física corresponde a 932,7 euros al mes y 278,88 euros de cuota a la Seguridad Social. Los autónomos societarios tienen establecida la base mínima en 1.199 euros a la que corresponde una cuota de 358,53 euros: entre la base mínima y 1,5 esta base se encuentran el 23,7% de los autónomos; entre 1,5 y 2 veces la base mínima cotizan el 3,7%; entre dos y tres veces la base mínima el 5,5%, y más de tres veces la base mínima el 1,3%.

Analizando la evolución en los últimos, destaca que en la última década los autónomos que cotizan por la base mínima han bajado del 83,6% en 2008 al ya mencionado 65,8%, un descenso de casi 20 puntos porcentuales. La mayoría de esos autónomos han ido cambiando su base mínima por una ligeramente superior y por eso se ha pasado de que el 5,4% de los autónomos cotizaran entre la base mínima y 1,5 veces la base mínima al 23,7% actual de cotizantes en este tramo. El porcentaje de autónomos que cotiza por más de tres veces la base mínima se ha mantenido entre el 1,2% y el 1,3%.

Al hablar de la base de cotización de los autónomos vale la pena recordar que la mínima actualmente (tras la aprobación de los Presupuestos generales del Estado) es de 932,7 euros para los autónomos persona física y corresponde a 278,88 euros al mes de cuota y la de los societarios asciende a 1.199,1 euros de base mínima y supone 358,53 euros de cuota.

El informe realizado por ATA muestra que el 86,5% de los autónomos persona física no supera la base mínima de cotización mientras que los societarios solo cotizan por esta base el 33,7%.

“Pedagogía es lo que hace falta para que los autónomos elijan voluntariamente la base que mejor les protege para un futuro. En una década se han pasado de la base mínima a una algo superior un 20 por cierto de los autónomos, sobre todo desde que los societarios cotizan por una base superior. Y siempre que se pueda es la mejor opción”, señala Lorenzo Amor, presidente de ATA