IDEAS

Inteligencia Artificial segura y responsable para acelerar la transformación digital de las empresas españolas

Antonio Budia. Director de Marketing y Operaciones de Microsoft Ibérica

En Microsoft llevamos más de 25 años trabajando en el terreno de la Inteligencia Artificial y las tecnologías cognitivas aplicada de manera directa en nuestro día a día y de la mano de nuestros partners con nuestros clientes. Hemos comenzado a aplicarla a cada dispositivo y aplicación, para que, junto a la creatividad, la empatía y las emociones de las personas, potencie la capacidad humana.

Quizá una de las áreas donde la Inteligencia Artificial aplicada es más clara es como un gran aliado para los empleados, que pueden hacer más delegando tareas rutinarias y automatizables, y sacar lo mejor de sí mismos. En Microsoft, la IA que estamos incorporando a nuestras herramientas de productividad nos permite ir un paso más allá. Por ejemplo, Delve, dentro de Microsoft 365, realiza un análisis de los documentos elaborados por nuestros empleados y nos facilita información relevante sobre documentos similares, expertos por materias en un modelo de inteligencia compartida.

MyAnalytics es otro ejemplo capaz de analizar nuestra actividad y detectar pautas que no se corresponden con el plan de trabajo o con las preferencias que hemos señalado. Así, nos avisa si hemos tenido demasiadas reuniones o si hemos dedicado un tiempo excesivo al correo electrónico, por ejemplo.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo estamos embebiendo Inteligencia Artificial en todo nuestro software y en nuestra manera de trabajar día a día. Pero la Inteligencia Artificial llega y es ya una realidad en muchos campos.

En Microsoft hemos diseñado sistemas de reconocimiento de voz que, mediante técnicas de Machine Learning han conseguido, por primera vez en la historia, entender el lenguaje hablado tan bien como lo haría una persona. También hemos conseguido hitos importantes en sistemas de traducción automática: 1.300 páginas de la célebre novela de Tolstói, Guerra y Paz, se tradujeron del ruso al inglés en menos de dos segundos y medio. Asimismo, hay numerosos ejemplos de empresas que ya están aplicando IA de Microsoft a sus modelos de negocio.

Y no solo grandes empresas, también pymes, como es el caso de Pazo Señorans, una pequeña bodega ubicada en las Rías Baixas que utiliza una solución IoT para recopilar información, desde datos meteorológicos a los relacionados con el estado del viñedo, la humedad de la tierra o el punto de maduración de las uvas, que es analizada mediante servicios cognitivos para extraer conclusiones sobre, por ejemplo, el mejor momento para aplicar un plaguicida específico. O Ineco, la consultora de ingeniería civil dependiente del Ministerio de Fomento, que utiliza un chatbot alimentado por tecnologías de IA para contestar a las posibles dudas de sus más de 2.500 empleados sobre el uso de herramientas internas.

Pero es posiblemente en el terreno de la medicina, donde el trabajo conjunto de personas y máquinas sea más evidente. El proyecto InnerEye evalúa Imágenes 3D pixel a pixel para proporcionar al radiólogo información precisa de la evolución de un tumor (crecimiento, disminución, cambio de forma…) desde la última prueba diagnóstica, lo que permite tomar decisiones mejor informadas sobre el tratamiento que debe seguir un paciente. También en España estamos trabajando con hospitales como La Paz para, a través de computación en la nube y la aplicación de IA, poder realizar análisis mucho más precisos del genoma y acelerar el diagnóstico de enfermedades raras.

En España hay enormes oportunidades con la IA y, en general, con toda la tecnología para potenciar la digitalización de nuestras empresas y llevar a España a mejorar su posición competitiva. Según datos de un reciente informe que hemos llevado a cabo junto a PwC, el 69% de las empresas españolas tiene en marcha o tiene previsto iniciar proyectos de Inteligencia Artificial de forma inmediata y un 81% de los directivos considera que la IA supondrá una ventaja competitiva para sus organizaciones.

En Microsoft queremos democratizar el uso de la IA desde un esquema de diseño ético que tenga en cuenta el impacto de estas tecnologías en las organizaciones y en las personas, y que garantice el derecho a la privacidad de los datos personales, así como la equidad, seguridad, inclusión, transparencia y responsabilidad a la hora de desarrollar soluciones tecnológicas.

Nuestro objetivo es convertirnos en el socio tecnológico idóneo para las compañías españolas, liderando procesos de transformación digital en todos los segmentos y sectores; desde las grandes empresas a las pymes, pasando por instituciones gracias a soluciones cloud, IA y data innovadoras y efectivas.

 

Antonio Budia

Director de Marketing y Operaciones de Microsoft Ibérica

 

 

Artículo incluido en el especial sobre IA incluido en el número de octubre de la revista Agenda de la Empresa