La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, han firmado en Puertollano (Ciudad Real) un convenio marco de colaboración para el impulso económico de las comarcas mineras del carbón, mediante el desarrollo de infraestructuras y proyectos de restauración de zonas degradadas a causa de la actividad minera.

El documento contempla la financiación de dos tipos de actuaciones: en el ámbito de las infraestructuras como mejoras de polígonos industriales, dotación de líneas de telecomunicación, optimización y diversificación energética en las edificaciones públicas y la creación de viveros de empresas y centros de desarrollo tecnológico.

Y en el ámbito de la restauración, con la recuperación de escombreras, zonas degradadas y espacios afectados por las explotaciones mineras de carbón; las recuperaciones forestales y las acciones enfocadas a la mejora de la calidad del aire, de los niveles sonoros y del tratamiento de aguas residuales.

A la vez que se firma este convenio, la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha presenta para su valoración y planificación los siguientes proyectos para la comarca de Puertollano:

  • Actuación de renovación y adecuación del polígono industrial de La Nava: asfaltado, iluminación, desbroce, señalética y circuito de videovigilancia.
  • Actuación de renovación y adecuación del polígono industrial Sepes y polígono Aragonesas: asfaltado, iluminación, desbroce, señalética y circuito de vídeo.
  • Urbanización del sector industrial de La Nava III, Fase 2.
  • Actuación del carril bici entre el casco urbano de Puertollano y la Dehesa Boyal: señalética y recuperación del entorno.

Financiación

La financiación de los proyectos está contemplada dentro del ‘Marco de actuación para la minería del carbón y las comarcas mineras en el periodo 2013-2018″ acordado por el entonces Ministerio de Industria, Energía y Turismo y las organizaciones empresariales y sindicales del sector del carbón y que contempla diversas medidas de apoyo a las zonas mineras.

Para la financiación, el Gobierno de Castilla La Mancha aportará, al menos, un 25% de la participación del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRCM) -organismo actualmente adscrito a la Secretaría de Estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica-, además de asumir el principio de adicionalidad por el que estas ayudas no pueden sustituir otras inversiones previstas, sino sumarse a ellas. Las Administraciones locales serán también invitadas a participar en la ejecución de los proyectos.

Proceso

En el plazo de un mes desde la firma de este convenio, se creará la Comisión de Cooperación entre el IRCM y el Gobierno de Castilla La Mancha. Será el órgano encargado de la selección, seguimiento y control de los proyectos que resulten seleccionados para su ejecución.

El proceso se iniciará con la presentación, por parte del Gobierno de Castilla La Mancha, de un informe con las propuestas que irán acompañadas de una memoria que justifique su interés para el desarrollo alternativo de la comarca.

El IRMC realizará una preselección en base a las disponibilidades presupuestarias e informará a la Comisión de Cooperación que hará la selección final y formalizará los convenios específicos de colaboración requeridos. Será el presidente de la IRMC quien finalmente apruebe las actuaciones y el inicio de su tramitación.

Este es el IV Convenio firmado en el “Marco de actuación para la minería del carbón y las comarcas mineras en el periodo 2013-2018” después de los formalizados con los gobiernos autonómicos de Asturias, Castilla y León y Aragón.