Portugal es el país con un mayor retraso medio y Países Bajos el que mejor se comporta

Las empresas europeas cerraron 2018 con un retraso medio de 13,30 días, según elEstudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas en Europa realizado por Informa D&Bfilial de Cesce. Esta cifra está también por encima a de la de hace un año, cuando era de 13,06 días.

Portugal, con 31,01 días de retraso en el cuarto trimestre del año, es el país con peor comportamiento, retrasándose 5,81 días más que hace un año, el incremento más abultado. Italia es el segundo, con 18,39 días de demora, 0,41 más que en el cuarto trimestre de 2017. Le sigue el Reino Unido, si bien en este caso baja ligeramente, 0,02 días. Estos tres países superan la media europea.

España, con 13,30 días de retraso medio, se mimetiza este trimestre con la media europea. Las empresas españolas pagaban con menor dilación que en Europa desde principios de 2016.

Por debajo de la media europea encontramos a Francia, con 13,04 días, un ligero descenso de 0,04 días desde hace un año, Bélgica, que se queda en 11,95, mejorando 0,35 en un año, e Irlanda, con 11,38 días de demora, una notable reducción de 5,59 días desde el último trimestre de 2017.

Los países donde las empresas tienen una menor dilación sobre las fechas pactadas para hacer efectivas sus facturas son Alemania, con 6,68 días de retraso medio, y los Países Bajos, que contabilizan una demora de tan solo 3,88 días, bajando por primera vez de los cuatro días. Aunque Alemania empeora en 0,14 días su retraso mientras que los Países Bajos recortan 0,72 desde el cuarto trimestre del 2017.