DestacadosECONOMIA

La Cámara lanza estrategia para ayudar a pymes en transformación digital

camara españa pymes

La Cámara de España quiere convertirse en un agente fundamental de la digitalización de las pymes como lo ha sido, y seguirá siéndolo, de la internacionalización” ha dicho el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, durante la presentación de la Estrategia España Empresa Digital que pretende impulsar la transformación digital de las pymes españolas.

Bonet ha recordado que las grandes empresas españolas ya son parte activa del proceso de digitalización “pero la clave está en implicar también a las pymes, que suponen más de 99% de nuestro tejido productivo. Las pequeñas y medianas empresas deben entender que la digitalización no es una opción sino una condición esencial para asegurar su supervivencia”.

En la presentación ha intervenido también Carlos López, presidente de la Comisión de Digitalización de la Cámara de España que ha impulsado el lanzamiento de la Estrategia,  quien ha destacado que las exigencias de los nuevos clientes son las que impulsan la transformación. “La digitalización no es un riesgo para las pymes, sino una gran oportunidad para crecer e internacionalizarse, cubriendo la brecha que se está produciendo con los nuevos clientes digitales que exigen nuevos modelos de relación”, ha dicho.

Grandes empresas españolas como Telefónica, Indra, Iberdrola, Orange Espagne, El Corte inglés, AENA, BBVA o La Liga son miembros de la Comisión de Digitalización que en los últimos meses ha trabajado en la elaboración de dos documentos: el informe ‘La digitalización como palanca de competitividad de la pyme’ y la ‘Guía básica para la transformación digital de la pyme’.

Guía básica

Es una herramienta de máxima utilidad para los empresarios con dudas sobre cómo abordar su transformación digital. La Guía recuerda que la digitalización supone para las pymes adaptación y transformación con la tecnología, oportunidad, competitividad, flexibilidad, crecimiento, innovación, liderazgo, personalización y adaptación a los clientes y sus nuevas expectativas y demandas.

Incluye un Plan para abordar la digitalización en tres pasos: en primer lugar, conocer el estado de madurez digital de la pyme; en segundo, en función de los objetivos de negocio buscar el nuevo posicionamiento deseado con respecto a la transformación digital y crear una hoja de ruta que priorice las necesidades; en tercero, elegir los socios tecnológicos adecuados para alcanzar los objetivos fijados. Ese plan de digitalización permitirá mejorar la productividad, siendo más eficientes y flexibles; mejorar las ventas y la relación con los clientes; y conseguir más ahorro y control de las infraestructuras.

En todo este proceso, las Cámaras de Comercio se colocan como referentes de la digitalización. Por su capilaridad y cercanía, las Cámaras tienen programas que ayudan a las pymes a ganar competitividad. Son también cauce de interlocución de las pequeñas con las grandes empresas, tractoras de la transformación, y con las administraciones públicas para los trámites necesarios.