DestacadosEMPRESAS

Santander prevé destinar más de 20.000 millones a transformación digital y tecnología en cuatro años

Santander Investor Day 2019

Rodrigo Echenique dejará sus funciones ejecutivas el próximo 1 de mayo

Banco Santander ha informado hoy de cómo ejecutará su estrategia a medio plazo en su Investor Day en Londres. La entidad se ha puesto objetivos con el fin de impulsar el crecimiento y aumentar la rentabilidad mediante la aceleración de su digitalización y nuevas mejoras operativas y de asignación de capital.

El Grupo reafirma hoy sus objetivos de retorno sobre capital tangible (RoTE) ordinario, del 13-15%, y de ratio de capital CET1 fully loaded, del 11-12%. También espera mejorar su ratio de eficiencia por debajo del 45% e incrementar el payout (porcentaje del beneficio que destina a dividendos) hasta el 40-50%.

“Nuestras inversiones en digitalización y tecnología nos permitirán mejorar la experiencia de cliente, y aumentar el crecimiento y la rentabilidad del Grupo. Esperamos que estas iniciativas generen un mayor valor para nuestros accionistas y podamos seguir cumpliendo con los compromisos que asumimos con nuestros stakeholders (empleados, clientes, accionistas y la sociedad)”, apuntó Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

Acelerar la digitalización

El banco prevé que la digitalización y el lanzamiento de plataformas globales generen mucho valor, con aumento de ingresos y ahorros de costes. El banco acelerará el desarrollo de sus negocios de alto crecimiento, denominados internamente “lanchas rápidas” (speedboats), lo que permitirá al Grupo probar nuevas soluciones y competir en el mercado abierto para atraer nuevos clientes.

Santander aprovechará su tamaño para invertir en digitalización con el fin de aumentar el número de clientes y sus ingresos. Como parte del plan, la entidad destinará más de 20.000 millones de euros en transformación digital y tecnología en los próximos cuatro años con el fin de mejorar y personalizar la experiencia del cliente, y con ello aumentar su confianza y vinculación, además de reducir los costes.

El banco está cambiando su infraestructura tecnológica para que esté alojada en la nube y pueda operar con plataformas globales gestionadas con metodologías ágiles, lo que acelerará la transformación tecnológica y del negocio. El Grupo también apuesta por el aprendizaje automático (machine learning) y la robótica, la reingeniería de procesos, y renegocia contratos de forma global con proveedores para mejorar los precios.

La piedra angular de la plataforma abierta de servicios financieros de Santander serán los pagos. Con un crecimiento esperado de ingresos en torno al 9% anual, este sector ofrece una oportunidad única para fortalecer los sólidos cimientos del banco en pagos. Así, impulsará varias iniciativas digitales, entre ellas:

• El lanzamiento para no clientes de Santander One Pay FX, la solución de transferencias internacionales lanzada en cuatro países el año pasado, por medio de un servicio en el mercado abierto llamado Pago FX. La entidad prevé que esté disponible en Reino Unido, Alemania y Polonia para particulares y pymes a corto plazo.

• La expansión del servicio de medios de pago (tarjetas y datafonos) de su filial brasileña Getnet para crear la plataforma global de pagos para comercios Global Merchant Services, empezando por México para luego seguir por el resto de Latinoamérica y Europa. Santander trabaja con 1,2 millones de comercios en el mundo, con una facturación de 150.000 millones de euros, lo que sitúa a la entidad entre las 10 primeras del mundo por volumen en el negocio de ventas con tarjeta.

• El lanzamiento de una plataforma de comercio global, Global Trade Services, para convertirse en el socio de referencia de las pymes que hacen negocio internacional. Esta plataforma, que antes estaba solo disponible para grandes empresas, ofrecerá a las pequeñas y medianas compañías la financiación comercial, cadena de suministro, pagos y cambio de divisas de forma rápida y eficiente.

Además, la entidad anunció hoy que tiene previsto lanzar Openbank, el banco 100% digital del Grupo, a diez nuevos mercados a medio plazo, hasta alcanzar los dos millones de clientes.

Ahorro de costes anual progresivo de 1.200 millones

Santander mejorará su capacidad operativa aprovechando la diversificación y el tamaño. Junto con una gestión eficiente, permitirá un ahorro de costes anual progresivo de 1.200 millones de euros. El banco también seguirá ejecutando su transformación comercial e incrementando los clientes vinculados y digitales.

En Europa, tiene como principal objetivo ofrecer la mejor experiencia de cliente con la mayor eficiencia posible. El Grupo prevé aumentar la cuota en todos sus mercados principales incrementando su base de clientes vinculados y digitales, y seguir siendo uno de los tres principales bancos en satisfacción del cliente, con un incremento del RoTE ordinario hasta el 12-14% a medio plazo, frente al 11% de 2018.

En Latinoamérica espera un crecimiento de ingresos alto y sostenible (a doble dígito en tasa compuesta de crecimiento anual o CAGR por sus siglas en inglés), con un RoTE ordinario en la región que mejorará hasta el 20-22% a media plazo, desde el 19% de 2018.

En Estados Unidos, Santander está centrado en acelerar crecimiento y retornos sostenibles mejorando la rentabilidad, apoyados en mejoras operativas. El Grupo espera aumentar el RoTE ordinario al 11-13% a medio plazo, desde el 8% de 2018, ajustado por exceso de capital. El banco también espera que la eficiencia mejore a menos del 41%, frente al 43% del año pasado.

La entidad también aprovechará sus negocios globales, Santander Corporate & Investment Banking (SCIB) y Wealth Management, para mejorar su capacidad operativa y crear un mayor valor para sus bancos locales. SCIB es un negocio muy rentable que está evolucionando hacia un modelo de bajo consumo de capital, mientras que Wealth Management tiene un importante potencial de crecimiento, sobre todo en seguros, gracias a sus capacidades globales.

Estructura organizativa más sencilla

Para respaldar y acelerar la estrategia, y los nuevos objetivos a medio plazo, Santander ha anunciado hoy cambios en su estructura organizativa para simplificar la gestión y los reportes, e impulsar la agilidad y la colaboración. Además, desarrollará oportunidades para aprovechar las capacidades del Grupo en los países y negocios globales.

Estructura por regiones y sus responsables:

Europa. Gerry Byrne será el responsable de Europa y reportarán a él los responsables de España, Portugal, Reino Unido, Polonia y Consumer Finance. Byrne reportará a José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. Con el nombramiento de Byrne, Michal Gajewski se convertirá en el responsable de Santander Polonia.

Sudamérica. Sergio Rial será el responsable de Sudamérica y reportarán a él los responsables de Chile, Argentina, Uruguay y la región andina. Rial reportará a Álvarez y continuará como responsable de Santander Brasil.

Norteamérica. Héctor Grisi y Scott Powell serán co-responsables de Norteamérica, y ambos reportarán a Álvarez. Seguirán como responsables de Santander México y Estados Unidos, respectivamente.

Estas nuevas funciones trabajarán con el apoyo de las funciones del Centro Corporativo y no habrá nuevas capas funcionales. Los responsables de los países seguirán representando al Grupo para asuntos regulatorios y de supervisión localmente. Por otra parte, no hay cambios en la estructura legal del Grupo, ni en la del mandato que tienen los consejos de las filiales, y tampoco en el modelo de filiales autónomas en capital y liquidez.

Global Payments Services

Santander seguirá centrado en sus mercados principales y lo complementará con un mayor foco en los negocios globales y horizontales, como Santander Corporate & Investment Banking (SCIB) y Wealth Management. La entidad ha anunciado hoy la creación de una nueva unidad global para aprovechar la gran oportunidad que ofrece el negocio de los pagos: Santander Global Payments Services, que estará dirigida por Javier San Félix e incluirá las actividades de Global Trade Services y Global Merchants Services.

Por último, Rodrigo Echenique dejará sus funciones ejecutivas el próximo 1 de mayo de 2019. Seguirá como miembro del consejo de administración de Banco Santander y como presidente de Santander España, puesto que mantendrá el carácter de no ejecutivo tras el nombramiento de su sucesor.