EXTRA

Fallece Margarita Salas, una de las mayores científicas españolas del siglo XX

La bioquímica Margarita Salas, una de las mayores científicas españolas del siglo XX, fallecía este jueves en Madrid a los 80 años. Investigadora del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en Madrid, Salas seguía trabajando en su laboratorio. “No concibo la vida sin investigación”, señaló Salas al recoger el pasado junio en Viena el Premio Inventor Europeo concedido por la Oficina Europea de Patentes y Marcas.

Entre los logros de su carrera, Salas cuenta con el descubrimiento de la ADN polimerasa del virus bacteriófago phi29, que tiene una aplicación crucial en biotecnología: permite amplificar el ADN de manera sencilla, rápida y fiable. Por ello se usa en medicina forense, oncología y arqueología, entre otras áreas. Esta tecnología ha sido además una de las patentes más rentables del CSIC. “Esta polimerasa se usa en todo el mundo y se aplica en análisis genético, forense y paleontológico, entre otros”, enumeró Salas, tras recoger el premio. “Cuando uno tiene cantidades pequeñas de ADN, como un pelo hallado en un crimen o unos restos arqueológicos, esta ADN polimerasa amplifica millones de veces el ADN para poder ser analizado, secuenciado y estudiado”, añadió.

La patente del método de la ADN polimerasa phi29 sigue siendo la más rentable que ha presentado el CSIC: entre 2003 y 2009 representó más de la mitad de los derechos de autor del organismo, devolviendo millones de euros en inversión a la investigación financiada con fondos públicos, según datos de la Vicepresidencia Adjunta de Transferencia del Conocimiento (VATC) del CSIC.

Salas inició su andadura en el ámbito de la ciencia en la Universidad Complutense de Madrid donde se licenció en Ciencias Químicas. Tras graduarse, ingresó en el laboratorio de Alberto Sols, pionero de la bioquímica en España. Una vez realizada su tesis doctoral bajo su dirección, marchó durante cuatro años a la Universidad de Nueva York junto a su marido, el también investigador Eladio Viñuela. Allí estuvo bajo la dirección de Severo Ochoa. A lo largo de su trayectoria, Salas publicó más de 200 proyectos de investigación.

Salas pertenecía a varias de las más prestigiosas sociedades e institutos científicos nacionales e internacionales, colaborando y siendo miembro del consejo editorial de importantes publicaciones científicas. Además, fue nombrada Doctora Honoris Causa de diversas universidades.

Su intensa y larga carrera como investigadora fue reconocida con numerosas distinciones. En 1994 recibió el premio Jaime I de investigación y en 1998 fue galardonada con el Premio de Investigación e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid. Un año más tarde, recibió el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal y fue nombrada “Investigadora europea 1999” por la Unesco. Asimismo, desde 1995 y hasta 2003 fue la directora del Instituto de España (1995-2003), organismo que agrupa a la totalidad de las Reales Academias Españolas.

La investigadora asturiana también fue galardonada con el Premio a la Excelencia concedido por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias. En 2009 obtuvo el título de Embajadora Honoraria de la Marca España, categoría de Ciencias e Innovación. Ese mismo año también fue reconocida con el Premio Mujer Líder, concedido por la Fundación Rafael del Pino, Aliter y Merck y el Premio a “Toda una vida profesional” de la Fundación Mapfre. Más adelante, en octubre de 2014, el Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España le concedió el Premio a la Excelencia Química y este año ha sido nombrada Asturiana Universal.

Salas también recibió la Medalla del Principado de Asturias, la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, la Medalla de Honor de la Universidad Complutense y la Medalla de Oro del Mérito al Trabajo.

Asimismo, en 2007 se convirtió en la primera mujer española que ingresó en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Salas también pertenecía a la European Molecular Biology Organization, a la Academia Europaea, a la American Academy of Microbiology y a la American Academy of Arts and Sciences.