Ingresará mañana en la cuenta de sus clientes 1,8 millones de pensiones domiciliadas por unos 2.000 millones

CaixaBank ha decidido adelantar al día 15 de abril el cobro de la pensión de la Seguridad Social, cinco días antes del anticipo realizado el mes pasado y diez antes de la fecha en la que habitualmente se hace efectiva.

De esta manera, la entidad, con 2,7 millones de clientes mayores de 65 años y una cuota de mercado del 30%, ingresará mañana en la cuenta de sus clientes un total de 1,8 millones de pensiones domiciliadas por importe de unos 2.000 millones de euros.

CaixaBank adelantó en marzo cinco días la fecha del ingreso de las prestaciones (del día 25 al 20) y ha estado contactando proactivamente con los clientes para resolver sus dudas sobre el uso de banca online y de tarjetas. En las oficinas se ha establecido una atención prioritaria para este colectivo y, en caso de que lo prefieran, también pueden concertar cita previa con su gestor en la oficina para reducir el tiempo de estancia fuera del domicilio y evitar colas.

Este adelanto del pago de la pensión del mes pasado ha sido recibido “muy positivamente” por los clientes: en abril, el 55% de los jubilados clientes de CaixaBank no ha realizado reintegros en efectivo ni en cajeros ni en oficinas.

Con el objetivo de reforzar las medidas de protección al colectivo sénior, CaixaBank ha habilitado para este sector una atención prioritaria en las oficinas. Además, para aquellos clientes mayores de 75 años que no utilizaban de forma habitual los cajeros y no están familiarizados con la operativa, se ha activado el Menú Caixafácil que reconoce el importe medio que el cliente suele reintegrar y ofrece, de manera visualmente muy destacada, la opción de repetir este reintegro.