MOTOR

El nuevo buque insignia de Kia

La llamativa y nueva berlina, buque insignia con tracción trasera de Kia, será llamada ‘Quoris’ cuando comience a venderse en los mercados exteriores a Corea a partir del cuarto trimestre de 2012.

El nuevo modelo de lujo (conocido como ‘K9’ en el mercado local coreano) se empezó a comercializar en Corea a principios de mayo e incluye toda una serie de características de alta tecnología en confort y seguridad, muchas de las cuales nunca habían sido utilizadas en un Kia.

Kia-Quoris
Kia-Quoris

“Derivado de las palabras inglesas ‘core’ (corazón) y ‘quality’ (calidad), el nombre de la nueva berlina buque insignia hace referencia a los atributos que están en el mismo corazón del vehículo”, comentó Thomas Oh, Vicepresidente Ejecutivo y COO de la División de Negocios Internacionales. “La palabra ‘Quoris’ nos sugiere solidez, lujo y alta tecnología al unísono”.

Innovadora tecnología de seguridad ‘activa’

El Kia Quoris incluirá un conjunto de características de alta tecnología en asistencia a la conducción y seguridad activa.

“El Quoris incluye una serie de medidas tecnológicas inteligentes de seguridad que nunca antes se habían visto en un Kia, para proporcionar el máximo confort y seguridad de conducción”, comenta Chang-Ki Kang, Vicepresidente Senior del Centro de Investigación y Desarrollo de Kia en Namyang.

“El Quoris puede circular a la velocidad deseada, mantener una distancia predeterminada de seguridad con el vehículo precedente e incluso detenerse totalmente si es necesario. El Quoris también puede detectar y advertir al conductor de los potenciales peligros que se aproximen a través de innovadoras señales acústicas, visuales y sensitiva, afirma Kang.

Control de crucero inteligente (Advanced Smart Cruise Control)

El Quoris utiliza el primer Control de crucero inteligente (ASCC, Advanced Smart Cruise Control) de Kia basado en un radar. Ubicado en la zona derecha del paragolpes delantero, este sistema controla constantemente la carretera, hasta una distancia de 174 metros.

Con el ASCC activado, el Quoris controla las condiciones del tráfico y la velocidad para mantener una distancia de seguridad predeterminada con el vehículo precedente. El conductor puede ajustar esta distancia fácilmente eligiendo entre cuatro niveles de aproximación con el coche precedente (por ejemplo a una velocidad de 90 Km/h estas distancias serian 52, 40, 32 ó 25) con solo utilizar un botón en el volante.

El Quoris también se detiene totalmente de forma automática, si es necesario. Cuando la parada es de menos de tres segundos y el tráfico precedente comienza a circular, el Quoris automáticamente emprende la marcha, continuando el trayecto. Si la detención es de más de tres segundos, el conductor tiene que reiniciar la marcha manualmente, pisando el acelerador o pulsando el botón para continuar.

Sistemas de gestión de seguridad del vehiculo (Advanced Vehicle Safety Management)

El ASCC está conectado al resto de sistemas de control del vehículo a través del AVSM (Advanced Vehicle Safety Management).

Al integrar el control de varios sistemas de control del vehículo, incluido el Control Electrónico de Estabilidad (ESC), los cinturones de seguridad y sistemas de información al conductor, el AVSM puede advertir al conductor, presionar preventivamente el sistema de frenado y activar el sistema de Pre-Seguridad del Cinturón (PSB), dependiendo del nivel de riesgo de colisión que se detecta.

Cuando detecta riesgo de colisión, el AVSM alerta al conductor en tres fases a través de una potente alarma acústica, una alerta visual usando el Head up Display (HUD), el panel de instrumentos TFT LCD (de alta definición) o bien una señal a través del cinturón de seguridad al cuerpo del conductor.

Fase 1: En un nivel bajo de riesgo de colisión, aparece una señal de advertencia en el panel de instrumentos LCD y en el HUD.

Fase 2: Con un mayor riesgo de colisión, además de la alerta visual se activa una señal acústica y se tensa el cinturón de seguridad a través de un motor eléctrico, lo que transmite señales de alerta a través del cinturón de seguridad al conductor.

Fase 3: Cuando la colisión es inminente, el AVSM acciona automáticamente los frenos para reducir la velocidad del impacto. El motor eléctrico y los pretensores del sistema PSB también se activan para ajustar el cinturón de seguridad y retener a los ocupantes cerca de sus asientos, lo que asegura la máxima protección de los pasajeros y minimiza las abrasiones causadas por el contacto con los airbags.

Detección de Ángulo Muerto

El sistema de Detección de Ángulo Muerto (BSD, Blind Spot Detection) del Quoris utiliza dos radares ubicados en cada una de las esquinas del paragolpes trasero. Cada uno es capaz de detectar objetos hasta una distancia de 70 metros hacia atrás y a cuatro metros de cada lado.

El BSD se activa cuando el vehículo circula por encima de 30 km/h, y transmite al conductor una alerta cuando otro vehículo llega a la zona del ángulo muerto: un área de aproximadamente cuatro metros de ancho hacia cada lado del Quoris, y que se extiende más de seis metros hacia atrás del paragolpes trasero.

El BSD del Quoris utiliza un radar que comparado con los sistemas basados en ultrasonidos, proporciona un mayor rango de detección, y que se combina con el Lane Change Assistance (LCA). El LCA alerta al conductor de los vehículos que se aproximan por detrás a altas velocidades, hasta una distancia de 70 metros.

Si el sistema considera que la velocidad con la que se acerca supone un peligro potencial –específicamente, si calcula que se produciría una colisión en 4,5 segundos si no se toma ninguna acción para evitarlo–, ilumina una señal de peligro en forma de triángulo en el espejo retrovisor de la puerta izquierda o derecha y activa una señal de alerta en el HUD. Si el conductor no reacciona a esta ‘alerta’ visual, se activa también una señal acústica de alarma.

 Tanto el BSA como el LCA pueden ser desactivados por el conductor, si así lo desea.

Sistema de asistencia de mantenimiento de carril

Mientras que los radares aportan mayor capacidad para detectar objetos a grandes distancias, por otro lado el Quoris usa cámaras para reconocer la forma de los objetos cercanos, como las líneas que delimitan los carriles.

Una cámara de vídeo delantera es el corazón del Sistema de asistencia de mantenimiento de carril  (LDWS) de la nueva berlina. Controla la posición del automóvil en relación a las líneas del carril y activa una alerta en caso de que se abandone involuntariamente el carril a velocidades por encima de 60 km/h.

Sistema de control periférico 360 (Around View Monitor System)

Se utilizan cuatro cámaras en cada lado del Quoris para conseguir el Around View  Monitor System (AVM)  que proporciona la máxima comodidad y seguridad en las maniobras de aparcamiento y a baja velocidad.

A diferencia de los sistemas AVM de la mayoría de los competidores, que cuentan con un campo de visión de menos de 270 grados, el sistema del Quoris ofrece una verdadera vista periférica completa de 360 grados con ocho diferentes modos de representación, que se muestra en la pantalla del sistema Audio Video Navegación (AVN).

Sintetizando continuamente las imágenes de las cuatro cámaras, el AVM proporciona una vista cenital en movimiento, de forma que el conductor puede tener total control sobre todo lo que rodea al vehículo, maximizando la seguridad de los pasajeros del automóvil y también la de los peatones. El sistema AVM se desactiva automáticamente a velocidades por encima de 20 km/h.