ST Sociedad de Tasación ha presentado hoy su Informe Trimestral “Tendencias del Sector Inmobiliario”. Mediante este informe, ST Sociedad de Tasación pone a disposición del mercado información cuantitativa y cualitativa obtenida a partir de los estudios periódicos de mercado, de la realización de las valoraciones y de la evaluación del Índice de Confianza.

El Informe se publica trimestralmente e incluye el Índice de Confianza de ST y presenta un análisis cualitativo de la situación de las 10 variables macroeconómicas que afectan a la oferta y a la demanda de vivienda, datos sobre la evolución del valor de mercado de vivienda libre y una proyección del valor de la vivienda para los próximos tres meses.

Evolución del valor de mercado de la vivienda

  • El precio medio conjunto de la vivienda nueva y usada acumula un 47,1% de caída desde máximos en 2007

El precio medio conjunto de la vivienda nueva y usada se situó en 1.270 €/m2, al cierre del primer trimestre de 2014, un 6,3% por debajo del registrado un año atrás. Este dato es un 47,1% inferior al valor que alcanzó en 2007, cuando marcó un máximo de 2.400 €/m2. Sin embargo, se observa que las caídas son más moderadas y que el descenso continúa siendo más importante en las viviendas de calidad baja (-7,8% anual) que en las de mejores calidades (-3,0%).

Por Comunidades Autónomas, Canarias y Comunidad Valenciana fueron las que registraron un mayor descenso en el precio medio de la vivienda, con bajadas del 10,7% y del 10,5%, respectivamente. Les siguieron de cerca Aragón (-9,6%), La Rioja (-9,3%) y Andalucía (-9,3%). Las caídas menos acusadas fueron para Cantabria (-1,3%), Navarra (-2,6%) y Galicia (-3%).

Zaragoza y Bilbao lideraron los retrocesos del precio medio de la vivienda entre las grandes ciudades, con caídas del 14,5% y del 14,1% cada una, mientras que Sevilla y Barcelona fueron las únicas urbes en las que subió el importe medio por metro cuadrado, con un ascenso del 3,4% y del 0,5%, respectivamente.

Factores que impactan en la actividad del sector inmobiliario

Pese a la disminución del paro en 16.620 personas en el mes de marzo, la actividad del sector inmobiliario sigue siendo muy sensible tanto a las dificultades existentes para acceder y conservar el empleo como a la reducción progresiva de los ingresos familiares. Además, las limitaciones en el acceso a la financiación están impidiendo que el segmento de particulares se active, restringiendo la compra de viviendas únicamente a quienes disponen de capital propio para invertir.

También tiene incidencia notable en este aspecto la eliminación de incentivos fiscales para la adquisición de vivienda.

Índice de Confianza de ST Sociedad de Tasación

·         El Índice de Confianza sube desde 31,4 hasta 38,1 durante el último año

El dato supone una mejora de casi 7 puntos sobre 100. A pesar del ligero ascenso, el índice continúa en posiciones poco favorables, todavía lejos del nivel de estabilidad que suponen los 50 puntos.

El Índice de Confianza se construye a partir de las opiniones de 700 técnicos entre los que se encuentran todos los profesionales, colaboradores de la compañía y la totalidad del personal de control que trabaja en ST Sociedad de Tasación, analizando la perspectiva (situación de los últimos tres meses) y la expectativa (situación de los próximos tres meses) referidas a siete parámetros relacionados con el mercado inmobiliario.

Conclusiones

El análisis de tendencia en la evolución de los precios de la vivienda apunta a que continuarán bajando en el futuro inmediato, si bien la pendiente será previsiblemente menos acusada que en periodos anteriores.

La confianza en la evolución de la economía y de las ventas de inmuebles mejora por quinto trimestre consecutivo, aunque el crecimiento sigue siendo muy lento, y se mantiene dentro de la zona negativa, sin que por el momento se pueda vaticinar una recuperación apreciable del sector a corto plazo.

Los fondos de capital riesgo que comenzaron a entrar en el mercado español hace dos trimestres consolidan su presencia y han facilitado en cierta medida la absorción de una parte del stock existente. Sin embargo, no se aprecian aumentos significativos en la concesión de crédito hipotecario a particulares, lo que constituye un factor esencial para la reactivación del sector.