MOTOR

Reduce hasta un 20% la tasa de defectos de fabricación en la industria de la automoción

El proveedor global de artículos de higiene Kimberly-Clark Professional lanza una nueva gama de productos especializados para la industria de la automoción, que han demostrado una reducción de hasta el 20% en la tasa de imperfecciones en el proceso de pintado de la industria de automoción, ya que evitan la repetición de los procesos ahorrando costes y tiempo. Con su uso, se consiguen limitar las labores de re-procesamiento que suponen para este sector a nivel europeo unos costes de 153.000.000 € al año, buscando la máxima eficiencia, favoreciendo la realización del trabajo en un tiempo inferior, de una forma más rentable y con un resultado más óptimo. La nueva gama ha sido especialmente diseñada para abordar las fases más precisas del proceso de pintado, limpieza y manipulación tanto de los vehículos como de sus componentes y así reducir los obstáculos más frecuentes como son la presencia de polvo, cabello humano, pelusa o silicona.

Pintando automóvil
Pintando automóvil

Los beneficios conseguidos con los nuevos productos que posibilitan la productividad en el sector de automoción son diversos, entre ellos destacan: la prevención de la contaminación cruzada, surgida por el uso de un instrumento inadecuado; la absorción de derrames, comunes en el proceso de pintado por la presencia de disolventes y sustancias químicas, que además son muy volátiles y dañan la salud; la eliminación de defectos como cráteres, manchas y ondas, que implican la repetición del proceso; la facilidad de recogida de residuos tanto secos como mojados; y por último, el mantenimiento de la pelusa fuera del proceso, evitando incorrecciones y los residuos por sobre-procesamiento.