La Bolsa española, que comenzó hoy la sesión con un leve rebote tras el desplome sufrido ayer, se ha dado la vuelta poco después de la apertura, y su principal indicador, el IBEX 35, baja el 1,94 %, hasta los 9.648 puntos, con lo que bate los mínimos intradía del año (9.654,80 ) marcados el 4 de febrero.

 

En el resto de Europa, los mercados bursátiles, que también comenzaron la jornada al alza, registran una tendencia mixta, ya que al igual que el español, el de Italia cae el 0,22 % y el de París, el 0,14 %; mientras que el de Londres se mantiene con ganancias del 0,42 %, de la misma manera que el de Fráncfort, que sube el 0,15 %.