ECONOMIA

Caesa propone una rebaja de la presión fiscal en autónomos para aumentar la cotización y cuantía de las pensiones

La Confederación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (Caesa) ultima una batería de propuestas que elevará a las administraciones autonómica y del Estado para que, en la medida de sus respectivas competencias, aprueben medidas que supongan una rebaja de la presión fiscal sobre el colectivo de autónomos con objeto de que los trabajadores por cuenta propia puedan destinar lo ahorrado a sus cotizaciones y, por ende, al incremento de sus pensiones.

Según ha adelantado la presidenta de la patronal de autónomos andaluces de economía social, Rosa María Martínez, la organización prepara actualmente una serie de medidas que planteará al Gobierno andaluz, nada más quede constituido, y para que éste, a su vez, haga llegar las mismas al Ejecutivo central con el fin de que “cada administración flexibilice el sistema tributario y fiscal de los autónomos”.

Martínez ha explicado que la cuantía de la pensión media de los autónomos cuando se jubilan cada vez se distancia más de la que disfrutan los trabajadores adscritos al régimen general. En este sentido, la presidenta de Caesa ha hecho referencia a que, por ejemplo, el pasado mes de marzo éstos últimos cobraron una pensión media de 980,80 euros, un 30,87% más que los autónomos, cuya pensión se situó de media en 678 euros.

Se trata de una distancia que se ha pronunciado en los últimos meses, ya que a finales de año la diferencia de la pensión que cobraban los trabajadores del régimen general era un 26,8% superior a la que cobraba el colectivo de autónomos.

En desventaja

En opinión de la presidenta de Caesa, “el problema está en el origen, pues al colectivo de autónomos le resulta muy difícil incrementar su cotización si se mantiene el actual sistema tributario y fiscal con el que cumple escrupulosamente”.

“Ello se traduce, al final de su vida laboral, en una pensión que para nada refleja el esfuerzo y el trabajo real de tantos años, de ahí a que el colectivo se encuentre en desventaja con respecto al trabajador por cuenta propia desde el primer momento que decide iniciar un proyecto empresarial”.

Rosa Mª Martínez ha manifestado que para la Confederación de Autónomos de Economía Social “sigue siendo una diferencia notable y corregible, partiendo de la obligación de las administraciones de velar por la igualdad de los trabajadores más allá también de su vida en activo”.

Por este motivo, la presidenta de Caesa ha avanzado que la organización incorporará esta propuesta a las prioridades del colectivo con el fin de que comiencen a reducirse las desigualdades entre los trabajadores en materia de prestaciones con independencia del régimen en el que coticen.