ECONOMIA

Rosell y González coinciden en señalar que se ha superado la recesión pero no la crisis

El presidente de CEOE, Juan Rosell y el presidente del BBVA, Francisco González, han coincidido en señalar que España ha superado la recesión pero no la crisis, “que permanecerá mientras exista el elevado número de parados que hay en nuestro país”, durante sus intervenciones en el primero de los Encuentros Empresariales CEOE CEPYME, celebrado el pasado martes en Madrid y en el que Francisco González ha disertado sobre ‘BBVA en la nueva era digita’”.

Rosell, que ha presentado al presidente de BBVA, ha destacado el esfuerzo realizado por las empresas españolas “en los duros años de la crisis”, en los que tuvieron que cerrar cerca de 300.000, y su mérito al alcanzar en la actualidad una cifra de más de 150.000 empresas exportadoras. Rosell ha destacado el incremento en competitividad de las mismas y su presencia “no sólo exportadora sino inversora en otros países”.

Por su parte, Francisco González ha subrayado que los bancos del futuro serán compañías de software orientadas a convertir datos en conocimiento útil para ofrecer a cada cliente las mejores soluciones. Para poder dar estos servicios, los bancos “deben acometer profundos procesos de transformación que implican a todos los ámbitos de la empresa”.

El presidente del BBVA ha afirmado que nuestro país se ha convertido en uno de los motores de Europa, con un crecimiento estimado del 3,2% este año y cercano al 3% en 2016, y que, ante el actual contexto, “lo último que España necesita es incertidumbre”. Al mismo tiempo, subrayó que es clave que cualquiera que sea el Gobierno que surja de las próximas elecciones, sea un Gobierno fuerte y estable, que apueste por el crecimiento sostenido.

Al hablar del sistema bancario, ha incidido en la importancia que tiene la mejora de la eficiencia ante un panorama particularmente difícil, debido al proceso global de desapalancamiento de la economía, un entorno de tipos de interés muy bajos y un nuevo marco regulatorio mucho más exigente. Para González, aunque la consolidación es uno de los mecanismos habituales para mejorar la eficiencia, el avance tecnológico es uno de los factores más poderosos para lograrlo.