andalucia

Revilla presenta un balance “optimista” del “proyecto de recuperación”

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha intervenido en su primer Debate sobre la Orientación Política del Gobierno en esta IX Legislatura, realizando un balance “moderadamente optimista” de un “proyecto de recuperación” emprendido por regionalistas y socialistas del que se empiezan a ver “síntomas de mejoría”.

“Aunque vamos a depender mucho de lo que ocurra en la política europea y del Gobierno de España, tengo la completa seguridad de que este equipo que dirijo va a ser capaz de colocar a Cantabria en el pedestal en el que la colocamos hace años y que hemos perdido”, ha asegurado el presidente, quien ha añadido que “a pesar de la crisis, el ‘Brexit’ y las turbulencias políticas en España, Cantabria tiene futuro”.

image_gallery
(Miguel López de la Parra)

Los datos de crecimiento del PIB del primer trimestre, la primera variación positiva desde 2010 de la industria, y la afiliación a la Seguridad Social revelan una tendencia que, en opinión de Revilla, se va a mantener.

En este sentido, ha anunciado que, a fecha del pasado miércoles, el número de inscritos en las oficinas del Servicio Cántabro de Empleo ya bajaba de las 42.000 personas y que Cantabria acabará junio con más de 3.000 parados menos que hace un mes. El presidente ha precisado que estos datos están limpios de las “trampas contables” a las que recurrió el Gobierno del Partido Popular a la hora de computar a los participantes en proyectos integrados de empleo.

El principal logro del primer año es, según Revilla, el “cambio sustancial de prioridades del Ejecutivo, del que ha dicho “no se parece en nada al anterior. Hemos abierto de par en par este gobierno a todo el mundo y nuestros grupos parlamentarios negocian, escuchan dialogan y pactan”, ha afirmado.

A pesar de los problemas por resolver y las incógnitas por despejar a nivel nacional y europeo, el presidente ha asegurado que se han “reorientado adecuadamente” el rumbo en la “dirección más conveniente” para “impulsar el desarrollo, la calidad de vida y la atención a quienes más lo necesitan”.

El Gobierno de Cantabria, según su presidente, ha sentado las bases “para recuperar los derechos perdidos en los servicios públicos esenciales” y está impulsando un programa de “dinamización para reactivar la economía, fortalecer su crecimiento y favorecer la creación de empleo estable y de calidad”.

 

Por otro lado, Revilla ha destacado el “papel clave” del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) para el apoyo a las empresas. Con el objetivo de convertirlo en “un auténtico banco público regional” para financiar empresas y los sectores que dinamizan la economía con “criterios de mercado y transparencia y limitando su impacto en el déficit público”, aumentará este año en más de 15 millones los créditos a empresas privadas y se pondrá en marcha una línea de avales por idéntico importe destinado a Pymes y autónomos.

El presidente ha citado otro “avance fundamental” para el desarrollo económico como ha sido la recuperación del diálogo social, completamente “roto y abandonado en la legislatura anterior”.