ADMINISTRACIÓN

Plan de Trabajo Autónomo de Navarra

El Gobierno de Navarra ha conocido, en su sesión del miércoles, el borrador del Plan de Trabajo Autónomo de Navarra para el periodo 2017-2020, un documento que recoge 57 medidas, ya existentes o de nueva creación, dirigidas a mejorar las condiciones de los autónomos en actividad y fomentar la generación de nuevas actividades empresariales.

El plan se marca, como objetivos cuantificables, que anualmente 1.000 nuevas personas se den de alta en el registro especial de trabajadores autónomos (RETA) y que otras 500 sean contratadas por cuenta ajena por autónomos en activo. Al final del plan se quiere conseguir, además, que el número de autónomos con más de tres años de actividad aumente del 73% al 75%.

office-1246484_640Según ha destacado el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, durante la presentación, se trata del primer plan específico que se redacta en Navarra para este colectivo, que cuenta con 47.000 afiliados. Representa cerca del 18% del total de afiliados a la Seguridad Social, si bien el pequeño empresariado y el personal autónomo suponen más del 90% del tejido empresarial de Navarra.

De esta manera, se quiere mejorar la visualización de los instrumentos de apoyo, ya que “no pocas veces la insuficiente comprensión de las medidas impide su utilización por el colectivo autónomo y de ahí que no acudan a ellas” y no se gasten las partidas presupuestarias, ha explicado Ayerdi. Estos apoyos se divulgarán permanentemente a través de la web navarraemprende.com y portalautonomos.com.

El Plan, que está dotado con 2.078.000 euros para 2017, será sometido a participación pública durante un mes a partir de hoy. Para informar de él a los autónomos, se celebrará este viernes, 2 de diciembre, una sesión de presentación en el marco del ciclo de conferencias ‘Los viernes de desarrollo económico’.

Principales medidas

El grueso del Plan está integrado por medidas que inciden en los ámbitos de debilidad del trabajo autónomo y son relativas a la prestación de servicios por parte de la Administración, a la cultura emprendedora o al fomento del asociacionismo en el sector: implantación de una ventanilla única para la tramitación de nuevas iniciativas en el SNE, simplificación administrativa, etc.

Así, recoge, distribuidas en ocho líneas estratégicas, medidas de orientación y acompañamiento, tanto en las fases iniciales como a lo largo de la vida de los proyectos; programas para la formación, así como ayudas y estímulos económicos directos para el establecimiento de desempleados; apoyos al relevo generacional que favorezcan el mantenimiento de la actividad económica; una mejora en los aspectos de financiación que demanda el sector; estímulos al consumo, a la calidad, a la competitividad y a la innovación, medidas de apoyo a la mujer emprendedora, así como una mejora del entorno social y la cooperación para el crecimiento.

Además de recopilar medidas, el Plan sienta las bases para mejorar la oferta formativa a este colectivo, la defensa de sus intereses (se incide en la lucha contra la morosidad y el intrusismo) y la promoción de la prevención de riesgos laborales.

En la redacción del plan se ha contado con participación de representantes de la Dirección General de Política Económica y Empresarial y Trabajo, del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare y de las asociaciones de trabajadores autónomos integrantes del Consejo Navarro del Trabajo Autónomo. El plan sigue las directrices de la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra y del I Plan de Emprendimiento.