ECONOMIA

Ametic, UGT y CCOO explican el acuerdo de consejos del impacto de la tecnología en el trabajo

ametic ccoo ugt

Ametic, CCOO y UGT han explicado en la reunión de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE, que preside Julio Linares, el acuerdo de colaboración entre las tres organizaciones en el que se presenta un conjunto de recomendaciones laborales sobre el impacto de la tecnología digital en los centros de trabajo.

El objetivo principal es impulsar una transformación digital centrada en las personas, mediante la introducción adecuada de la tecnología en cualquier centro de trabajo, de modo que no sea intrusiva para los profesionales y mejore la competitividad.

Otro objetivo esencial es aumentar la competitividad y eficiencia de las empresas, a la par que se respetan los derechos fundamentales de los trabajadores y el poder de dirección de las empresas. Para ello, será necesario elaborar estrategias de éxito que alineen el talento de las personas con las necesidades digitales de las compañías, con independencia del sector económico en donde resida su actividad.

Según los intervinientes, con este acuerdo, UGT, CCOO y AMETIC consolidan su apuesta por el diálogo social como herramienta ideal para conformar una trasformación digital equilibrada y sostenible.

Las empresas, dentro de su estrategia productiva y de servicios, y en virtud de su poder de dirección, podrán proponer la implantación y desarrollo de aquellas tecnologías habilitadoras que se consideren necesarias para mejorar los procesos, aumentar productividad e incrementar las competencias de los trabajadores y el desarrollo del talento digital en el seno de la compañía.

Estos planes deberán respetar los derechos de los trabajadores, en un proceso que debe estar guiado por una constante búsqueda del correcto equilibrio entre las partes, que acabe redundando en un aumento de la competitividad empresarial.

Los tres ejes rectores que deben presidir estos procesos de implementación son: Comunicación, entre empresa y trabajadores y sus representantes, indicando que la intención de la empresa no es sustituir trabajadores por máquinas, así como las acciones a seguir en materia de Protección de Datos. Formación, como parte fundamental para un adecuado el uso de la tecnología y para la empleabilidad.  Y Plan de Acción de implantación de la tecnología.

Como primera aproximación a esta implantación, se recomienda que se formalice un programa Piloto que permita valorar su impacto en el centro de trabajo.